No es el mejor escenario. Feliciano Macías. Asesor de inversiones Renta 4 Málaga - El Sol Digital
No es el mejor escenario. Feliciano Macías. Asesor de inversiones Renta 4 Málaga

No es el mejor escenario. Feliciano Macías. Asesor de inversiones Renta 4 Málaga

Semana de giro a la baja en los mercados financieros donde la vuelta de las tensiones comerciales sobresalió por encima de las referencias macroeconómicas y los resultados empresariales, volviendo la volatilidad y la aversión al riesgo que lastró los principales índices de renta variable a nivel mundial y llevando a los inversores a resguardarse en la renta fija soberana.

Así, los índices europeos vieron caídas superiores al 3%, similares a las registradas en Asia y EE.UU., que cae por debajo de los máximos históricos marcados la semana pasada. El catalizador para esta corrección vino de la mano de las declaraciones del presidente Trump, quién declaró que China está intentando renegociar puntos ya cerrados en su acuerdo comercial y, por tanto, incumpliendo sus compromisos, especialmente aquellos relacionados con la protección de la propiedad intelectual y las transferencias forzosas de tecnología. Además, amenazó con aumentar las tarifas aplicadas a la importación de productos chinos por valor de 200.000 mln usd, que pasarían del 10% actual hasta el 25%, entrando en vigor a partir del viernes 10 de mayo. Por supuesto, la reacción china no se hizo esperar y anunció represalias ante las nuevas medidas proteccionistas. Todo esto se produce en la recta final de las negociaciones y cuando la delegación china se dirigía a Washington para una nueva ronda de negociaciones, previsiblemente la última antes de firmar un acuerdo comercial que se esperaba para finales de mayo o en la cumbre de G-20 en los últimos días de junio.

Continuando en la esfera de la política internacional, las tensiones en Oriente Medio continúan escalando tras el envío de un portaviones norteamericano al Golfo Pérsico como medida de presión a Irán, que se añade a las nuevas sanciones aplicadas al régimen iraní que penalizan la exportación de acero, hierro, aluminio y cobre y se suman a las aplicadas sobre el petróleo. Por su parte el gobierno iraní amenazó con retomar la producción de uranio y recuperar su programa nuclear e instó a los países europeos que se mantienen dentro del acuerdo nuclear a continuar comerciando e ignorar las sanciones estadounidenses.

Todo esto, se da en un momento de debilidad económica e incertidumbre política en el Viejo Continente tras la rebaja en las estimaciones de crecimiento de organismos como el FMI o la Comisión Europea y ante las próximas elecciones al Parlamento Europeo del próximo 26 de mayo.

De cara a la próxima semana enfrentaremos multitud de indicadores relevantes en el plano macro. En Europa la atención se centrará en la encuesta ZEW de mayo en Alemania y la Eurozona donde esperamos cierto rebote en el dato alemán hacia máximos de un año en el dato de expectativas y un ligero rebote en la situación actual desde los mínimos de 2014 marcados en abril, lo que sería un buen indicador de que la desaceleración económica en Europa estaría cercana a hacer suelo. Por su parte, en EE.UU. conoceremos las primeras encuestas adelantadas del mes de mayo con la encuesta manufacturera de NY, la Fed de Filadelfia y la confianza consumidora de la Universidad de Michigan.

En cuanto a nuestra visión de los mercados, reiteramos nuestra idea de que, pese a las recientes correcciones, las bolsas han corrido mucho en un corto espacio de tiempo, con avances del 15% en Europa y del 22% en Estados Unidos desde los mínimos de diciembre. La cuestión es cuál es la valoración correcta de los mercados: ¿Los mínimos de diciembre que reflejan un escenario de menor crecimiento y beneficios empresariales? ¿O el actual nivel del mercado, en máximos, con una economía fuerte y beneficios empresariales al alza? La respuesta la veremos en unas semanas, pero los beneficios de las empresas no vienen solos, dependen de una situación favorables general: sin aranceles, con crecimiento económicos, sin Brexit, sin subidas de tipos excesivas, sin gobiernos populistas, y con un mercado que haya descansado (la recuperación ha sido muy rápida y tras 10 años alcistas).

FARMA QUÍMICA SUR

Deja un comentario

El email no será público.