Nos deben un debate. Carlos Ramírez. Abogado - El Sol Digital
Nos deben un debate. Carlos Ramírez. Abogado

Nos deben un debate. Carlos Ramírez. Abogado

Los errores se pagan. Ahora se cumplen 100 años del fin de la Primera Guerra Mundial. Al final de la contienda, el mariscal Foch declaró: “Si Francia no ha sido borrada del mapa de Europa, se lo debemos sobre todo a Rusia”. Los bolcheviques, en octubre de 1917 derrocaron al Gobierno Provisional que se había establecido tras la abdicación de Nicolás II en febrero de ese mismo año, y llegaron al poder prometiendo poner fin a la guerra, algo que hicieron en marzo de 1918, firmando la paz con los alemanes. El esfuerzo de guerra llevó a la explosión social de febrero, y la tensión fue tan grande que el arcaico sistema sociopolítico del país no pudo hacer frente a ella. Los que llegaron al gobierno en febrero de 1917 continuaron con la guerra de acuerdo con sus pactos con los Aliados. Este fue el “error fatal” que llevó a la Revolución de octubre de 1917 y del apoyo de la población hambrienta e inmersa en un caso excepcional.

Y la votación de la pasada noche del día 6 de noviembre tuvo más consecuencias de las conocidas en EE. UU, como la inclusión de los “Diez Mandamientos en edificios públicos en Alabama” y la “prohibición de la esclavitud para presos en Colorado”.  Otras buenas noticias son que los negociadores del Reino Unido y la Unión Europea acordaron el martes día 13 un texto que salva el gran escollo que impedía el avance hacia el acuerdo sobre el Brexit: la frontera irlandesa. El acuerdo incluye el denominado “mecanismo de seguridad” que tendrá forma de un acuerdo aduanero temporal para todo Reino Unido, con provisiones específicas para Irlanda del Norte y se alinea más con las reglas de la UE.

El acuerdo final del Brexit es a “nivel técnico” sobre las condiciones de la salida, e incluye un plan de emergencia para evitar una frontera dura en Irlanda, una factura de más de 40.000 millones de libras y el compromiso de respetar los derechos de residencia y de seguridad social de los ciudadanos comunitarios, que debe ratificarse en el Parlamento Europeo y en Westminster. Sin embargo, ni los “brexiters’ ni los norirlandeses, de cuyo apoyo depende el Gobierno en minoría de May apoyan el acuerdo.  Durante 2019 y 2020, cuando termina el periodo de transición, el Reino Unido seguirá contribuyendo al presupuesto comunitario, y Bruselas no permitirá que los británicos que permanecen en un país de la UE después de Brexit conserven el derecho de mudarse libremente a otro país del club comunitario. Durante estos dos próximos años, las leyes y normas de la UE seguirán aplicándose en su totalidad en el Reino Unido. Mientras la ministra principal de Escocia se ha mostrado a favor de un segundo referéndum de independencia.

Y dice un dicho político que «un gobierno sin presupuestos es tan útil como un coche sin gasolina». Ya sabemos que el presidente Sánchez no piensa exactamente lo mismo que el ciudadano Sánchez, por puro instinto básico de supervivencia política. No es nuevo, Rajoy inauguró el tiempo en que se perseguía el poder simplemente “para estar en él”, dada la enorme precariedad de su gobierno. Sánchez, con la moción de censura puede resistir, pero no puede gobernar, y eso perjudica a todos. Al menos han aprobado en Consejo de Ministros de un plan integral para la recuperación del Campo de Gibraltar, en la zona hay alarma social por el narcotráfico. Mientras tanto, el número de migrantes irregulares y solicitantes de asilo llegados a Europa a través del Mediterráneo superó la tercera semana noviembre las 101.000personas.

De otra, el próximo día 2 de diciembre los andaluces optaremos por un “que nada cambie y el PSOE disfrute de lo que Susana Díaz llama una “mayoría estable”, por un “cambio tranquilo del   PP y Ciudadanos” o por un “pacto de izquierdas”.  La candidata socialista ha disfrutado de una mayoría “tapada” con Ciudadanos, que le ha garantizado una plácida legislatura. El PSOE fue desde el minuto uno a por el votante de IU. Adelante Andalucía luchará contra el “evitable susanismo” y en caso de que baje su apoyo electoral, al menos podrán conformarse con que Pablo Iglesias protagoniza la viñeta de un libro de Primaria para niños de 6 años en Andalucía.

El Observatorio Económico de Andalucía (OEA) ha expresado un manifiesto muy crítico sobre la situación económica regional, en el que pide un cambio radical de las políticas que aplica el Gobierno autonómico para salir del atraso y frenar la divergencia con las regiones españolas y europeas avanzadas. El diagnóstico es que “Andalucía no se encuentra entre el grupo de regiones con alta calidad en sus instituciones, sino que, según indicadores europeos, se sitúa en la franja baja”. Es decir, hay que revertir la escasa capacidad productiva de la región, que genera rentas insuficientes para satisfacer las necesidades de los ciudadanos, y para generar empleo. En este sentido el modelo educativo andaluz sigue estando “muy lejos de la excelencia”. Actualmente, solo representa un 73,9 por ciento de la media española.  Un refrán dice que “algo que funciona no lo toques”, por lo que al menos no debería cambiar la política minera de estos últimos cuatro años

Quizás lo más decepcionante de la clase política que pretende gobernar y la que gobierna es que su mayor preocupación sea apostarlo todo a quién ganará las próximas elecciones generales y utilizar las elecciones regionales de diciembre y de mayo próximo como impulso para esa meta. El cortoplacismo, el reparto de sillones de poder, el ansia para un fin de poder visualiza que esas metas no guardan vinculo con las necesidades de los ciudadanos a quienes representan, y el bien común. Sobran mensajes incendiarios para apuntalar aún más a un electorado que está convencido, y falta sentido de Estado y más políticas de lo concreto que vislumbre soluciones cotidianas en lo social y económico.

La sociedad española no demanda que nos salven los unos de los otros para salvarse solo algunos políticos, sino la viabilidad de unas alternativas de éxito que adopten a medio plazo medidas eficientes en lo económico y social que beneficien a los ciudadanos y que se impulse en la educación y los medios de comunicación públicos la defensa de los principios y valores constitucionales que nos unen a todos en la pluralidad y diversidad.

Los partidos constitucionalistas nos deben un debate en el que acuerden impulsar el cumplimiento y defensa de la Constitución siempre, con o sin publicidad. Siempre. Entre tanto, ERC está trabajando en un acuerdo electoral con EH-Bildu y el Bloque Nacionalista Galego para concurrir juntos a las elecciones europeas y ser más fuerte para debilitar todavía más a España. Por similar línea trabaja el PNV, y un Podemos proclive a la autodeterminación de “los pueblos de España”.

 

Deja un comentario

El email no será público.