Opinión - ESD93 - El Sol Digital
Opinión – ESD93

Opinión – ESD93

Vicente Almenara. La Opinión de Málaga

La ley del silencio

silencioNo tengo claro, veo delito de odio en los ataques de Iglesias contra la Iglesia, ¿por qué no lo denuncia nadie ante la Fiscalía?, ¿es distinto al terrible odio que desata el autobús naranja?, ¿hemos estado engañados durante todas nuestras vidas?, ¿la excepción no confirma la regla? Como la sentencia a Más, dos años de inhabilitación, por la banalidad de convocar un referéndum ilegal, sale barato separar Cataluña de España, tomen nota separatistas del tres por ciento. Después, los estibadores, desde el gallinero del Congreso de los Diputados, celebran su victoria frente al PP, que no logra convalidar la liberalización de la estiba. O sea, que el Parlamento español ha decidido no cumplir una sentencia del máximo tribunal europeo, qué bien. Es la foto de la fuerza contra la razón. ¿Recuerdan la película La ley del silencio (1954), de Elia Kazan?, con Marlon Brando, Eva Marie Saint, Karl Malden. La vida sigue igual, cantaba Julio Iglesias.

Aquí, Heredia presta su taifa al ascenso de Susana Díaz y se disponen los cornetines de órdenes a llamar a la guerra contra los sanchistas, que piden una nueva oportunidad para perder otras elecciones. Y Albert Rivera, como caído del cielo, se presenta el jueves en Mijas, en coincidencia con el caso de la presunta compra de un concejal de Podemos, Francisco Martínez, por otro del PP, Santiago Martín, que ha dimitido, no se sabe si para salvar a Ángel Nozal pero desde luego para morir él. Ya las grabaciones están al alcance de cualquiera, quien no graba es porque no quiere, y hay tanto que grabar. Pregúntese el lector qué le podrían grabar a él, tanto face to face como por teléfono, hasta Trump dice que le grabaron, es extraña la situación en los USA, el presidente no se fía de sus servicios de Inteligencia, esto no pasaba antes, ¿no? Pero lo de Mijas, estas cosas solo le suceden al PP. Después, el delfín de Francisco de la Torre, Juan Cassá, lleva a su líder nacional al despacho del alcalde malagueño para la foto de rigor. Pero, bueno, aquí hay un caso de suplantación. Era el mismo día en que Emilio Duró, conocido coach, daba una charla en Torremolinos a instancias de ACET ante unas 150 personas a las que dijo que era un error tener la capital en Madrid porque desertiza su entorno, que hay que llevarla a un extremo. Por allí es taba el omnipresente Julio Andrade, que ya alcanza el don de la ubicuidad; Pablo Díaz, de Arelance; Francisco Basagoiti, de Proyectanda, el comisario Julio Ros. Al día siguiente, por la tarde, comenzaba el Congreso regional del PP con los ministros andaluces, Soraya y hoy… tachin tachin ¡Rajoy! Vaya semanita, y varios tiroteos en la Costa, cómo está la cosa, interesante, como el libro de Alfonso Martínez Foronda, La resistencia malagueña durante la dictadura franquista, con más de 80 entrevistas que rememoran la actividad de unas 3.000 personas que se enfrentaron de alguna forma al régimen en la provincia, principalmente PCE y CCOO, después, ya al final, se incorporaron otros. Pero las playas muestran el maltrato que reciben del violento oleaje y vueltas a la regeneración con nueva tierra, pero olvidamos el mar ante la alfombra roja del Festival de Cine, con Méndez de Vigo dando vueltas al Cervantes y tantos otros del famoseo nacional, que esto es lo importante y lo demás cosa de intelectuales.

Pero el soplo de unas nuevas elecciones solo duró unas horas tras la pérdida de la votación del PP en el Congreso, los Presupuestos serán Stalingrado, porque ya PSOE no se puede permitir más oxígeno a la derecha. ¿Y qué razones han obligado al relevo de Pedro Garijo como comisario provincial de Málaga? Ha entrado fuerte Juan Ignacio en Interior, y dice que si le quieren grabar que le graben, que él no tiene nada que ocultar, todos tenemos cosas que ocultar, Juaninasio. Pero otro policía me da la clave en calle La Bolsa, demasiado político, me dice. La tarde es lluviosa, no ha parado de llover en todo el día, así que nos refugiamos en la Antxoeta, ya en el Soho, ante unos chipirones que nos miran tristes. Ya lo apuntaba el Arcipreste de Hita en el Libro del Buen Amor, una obra maestra de la literatura medieval:

Como dize Aristótiles, cosa es verdadera,
el mundo por dos cosas trabaja: la primera,
por aver mantenençia; la otra cosa era
por aver juntamiento con fenbra plazentera.

cima@cimamalaga.com

Deja un comentario

El email no será público.