Piscinas y viviendas turísticas durante el coronavirus. Álvaro Graciani. Abogado - El Sol Digital
Piscinas y viviendas turísticas durante el coronavirus. Álvaro Graciani. Abogado

Piscinas y viviendas turísticas durante el coronavirus. Álvaro Graciani. Abogado

Recientemente se acaba de aprobar la Orden de 19 de junio de 2020, por la que se adoptan medidas preventivas de salud pública en la Comunidad Autónoma de Andalucía para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus (COVID-19), una vez superado el estado de alarma. Esta norma, entre otros aspectos, regula las medidas de higiene y prevención en piscinas de uso colectivo, dentro de las cuales se engloban las piscinas de aquellas viviendas turísticas que estén integradas en una comunidad de propietarios.

No es baladí esta norma, ya que los usuarios de viviendas turísticas tendrán que conocer los límites y formas de uso de las piscinas comunitarias, por ello los explotadores de estas viviendas deberán ponerlos en conocimiento de los usuarios de las mismas.

La orden, en su artículo 5ª.2, establece qué medidas de higiene y sanidad han de tomarse en las piscinas, que además de las que sean de aplicación según las normas técnico-sanitarias vigentes, consisten en: limpiar y desinfectar las instalaciones con especial atención a los espacios cerrados como vestuarios o baños con carácter previo a la apertura de cada jornada, establecer las medidas necesarias para mantener la distancia de seguridad interpersonal de 1,5 metros, sin superar el límite del 75 por ciento del aforo permitido, limpiar y desinfectar los diferentes equipos y materiales como vasos, corcheras, reja perimetral, botiquín de primeros auxilios, taquillas, así como cualquier otro en contacto con los usuarios, que forme parte de la instalación, y por último indica que  los biocidas a utilizar para la desinfección de superficies serán aquéllos del tipo de producto 2, referidos en el anexo V de Reglamento (UE) núm. 528/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 22 de mayo de 2012, relativo a la comercialización y el uso de los biocidas. Asimismo, podrán utilizarse desinfectantes como diluciones de lejía 1:50 recién preparada o cualquiera de los desinfectantes con actividad virucida que se encuentran en el mercado y que estén debidamente autorizados y registrados.

Posteriormente, nos indica cómo habrán de utilizarse estos espacios comunes: en la utilización de las piscinas se procurará mantener las debidas medidas de seguridad y protección, especialmente en la distancia de seguridad interpersonal entre los usuarios, en las zonas de estancia de las piscinas se establecerá una distribución espacial para procurar la distancia de seguridad interpersonal entre los usuarios no convivientes, mediante señales en el suelo o marcas similares. Todos los objetos personales, como toallas, deben permanecer dentro del perímetro establecido, evitando el contacto con el resto de usuarios. Se habilitarán sistemas de acceso que eviten la acumulación de personas y que cumplan las medidas de seguridad y protección sanitaria, y se recordará a los usuarios, por medios de cartelería visible o mensajes de megafonía, las normas de higiene y prevención a observar, señalando la necesidad de abandonar la instalación ante cualquier síntoma compatible con el COVID-19.

 

Deja un comentario

El email no será público.