Presionan a Biden en favor del aborto - El Sol Digital
Presionan a Biden en favor del aborto

Presionan a Biden en favor del aborto

C-Fam. Rebecca Oas, Ph.D.– Los líderes a favor del aborto están pidiendo al gobierno entrante de Biden que impulse la ratificación del tratado de la ONU sobre los derechos de la mujer. Admiten que el tratado de ley dura exige el derecho al aborto y acusan a Estados Unidos de ser un «mal actor» en materia de derechos humanos. Además, dicen que Estados Unidos requiere la supervisión de organizaciones internacionales para hacerlo mejor.

La semana pasada, los líderes del Global Justice Center, Ipas y CHANGE celebraron un evento en el que se discutieron las prioridades feministas sobre “salud y derechos sexuales y reproductivos” para la administración Biden. El aborto fue el tema predominante de discusión y los participantes pidieron la eliminación de las leyes y políticas pro vida, incluida la Enmienda Helms y la Política de la Ciudad de México.

Akila Radhakrishnan, presidenta del Global Justice Center, dijo que la adhesión de Estados Unidos a la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) fue una «batalla cuesta arriba».

Señaló que el presidente electo Biden ha hecho de la ratificación de la CEDAW una de sus prioridades para las mujeres. Señaló que en 2002, Biden fue coautor de un artículo de opinión con la senadora de California Barbara Boxer argumentando a favor de la ratificación, pero dijo que el tratado «no impondría ni un solo requisito nuevo en nuestras leyes», que consideraban que ya cumplía con el tratado. La ley estadounidense, impuesta por la Corte Suprema en 1973, permite el aborto a petición durante los 9 meses de embarazo.

Radhakrishnan adoptó un punto de vista diferente, calificando a Estados Unidos de «mal actor» en materia de derechos humanos internacionales y denunciando la postura de Biden y Boxer como «colonial» y despreciando el «terrible estado de los derechos de las mujeres aquí en Estados Unidos». Hizo un llamamiento a la administración de Biden para que ratifique la CEDAW para imponer su marco en casa y se aleje de la visión «regresiva» compartida por Biden y otros de que la CEDAW es «neutral al aborto».

«¡La CEDAW no es un aborto neutral!» enfatizó, y agregó que si Estados Unidos ratificara el tratado, no debería emitir una declaración de que lo está haciendo en el entendimiento de que es neutral en cuanto al aborto. “Eso es dañino para las mujeres aquí, es dañino para las mujeres de todo el mundo y cualquier otra persona que pueda necesitar acceso al aborto”, dijo Radhakrishnan, cuidando de incluir a las personas embarazadas que se identifican como hombres.

Si bien el tratado ha sido ratificado por casi todos los países miembros de la ONU, muchos de ellos lo hicieron con reservas, algunas de las cuales denuncian explícitamente cualquier sugerencia de que implica el derecho al aborto.

El texto del tratado en sí no menciona el aborto, ni las frases «salud reproductiva» o «derechos reproductivos». No obstante, los Estados miembros de la ONU que lo ratifiquen deben participar en un proceso de informes periódicos en el que un comité de expertos revisa su cumplimiento de las obligaciones del tratado. Este Comité de la CEDAW ha presionado agresivamente a los países que han ratificado la CEDAW para que liberalicen sus leyes de aborto y eliminen las barreras al acceso al aborto, incluida la objeción de conciencia por parte de los trabajadores de la salud y las excepciones en el seguro médico para financiar abortos.

Estados Unidos bajo el presidente Jimmy Carter fue uno de los primeros signatarios de la CEDAW en 1980, pero el proceso de ratificación se estancó en el Senado, a pesar de haber sido debatido varias veces desde entonces. La audiencia más reciente fue en 2010, pero el proceso de ratificación nunca llegó al pleno del Senado y es poco probable que pueda recibir los 67 votos requeridos a favor de ratificarlo en un futuro próximo.

 

Deja un comentario

El email no será público.