Prevención de Riesgos Laborales. El recurso preventivo, figura confusa. Ana Muriel Assiego. Grupo ANP - El Sol Digital
Prevención de Riesgos Laborales. El recurso preventivo, figura confusa. Ana Muriel Assiego. Grupo ANP

Prevención de Riesgos Laborales. El recurso preventivo, figura confusa. Ana Muriel Assiego. Grupo ANP

El desconocimiento en cuanto a la figura del recurso preventivo es frecuente. Qué es, cuál es su función, cuándo debe estar, en qué circunstancias…, responder a estas preguntas que me llegan a menudo es la razón que me ha llevado a escribir este artículo.

Casi todas las contratas confunden el recurso preventivo con el responsable de seguridad de la obra, el técnico de prevención, el coordinador de seguridad y salud.

Para aclarar esto, podríamos decir que el recurso preventivo es el trabajador de una contrata, no subcontrata, ni promotor,  y es el encargado de vigilar las condiciones de seguridad de una actividad en concreto o varias, comprobando que antes de iniciarse la actividad se cumplen las condiciones de seguridad y especificaciones del plan de seguridad y que durante la ejecución no se modifican esas condiciones, ya que si eso ocurre debería notificarlo para que se tomen medidas.

Es importante destacar que no es el responsable de paralizar ni tomar ninguna acción.  En caso de que algo no sea correcto tiene la obligación de comunicar a las empresas para que tomen las medidas que considere oportunas.

No siempre es necesaria la presencia de un recurso preventivo, ni siquiera en las obras en que sea necesario tiene que estar presente en todas las actividades.

La presencia del recurso preventivo, básicamente, ha de darse en las actividades que presenten riesgos especialmente peligrosos que están enumerados en el anexo 1 del RD 1627/97 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

La primera condición que ha de cumplir, y desde mi punto de vista la más importante, es haber sido designado y haber aceptado con conocimiento de sus funciones y de sus responsabilidades. Pero ocurre que algunos recursos preventivos aceptan la designación sin saber qué es lo que tienen que hacer y sin conocer la tremenda responsabilidad que están aceptando. Esto ha solido ocurrir mucho con los encargados de obra, que sin saber aceptan esta responsabilidad tan grande.

Otra condición imprescindible es que tiene que conocer el proceso que está controlando, así como las medidas preventivas reflejadas en el plan de seguridad. Pero no se trata solo de controlar lo que ellos consideran que es importante para la prevención, sino de controlar que se cumple exactamente lo que dice el plan y corregirlo si no es lo adecuado.

En cuanto a la formación, que es otra de las condiciones que debe cumplir, tiene que tener, al menos, el nivel básico de prevención de riesgos, además de la específica de la actividad que tenga que controlar y la información sobre las medidas de prevención de dicha actividad.

La presencia del recurso preventivo ante un riesgo o situación concreta, es una medida preventiva complementaria que tiene como finalidad vigilar el cumplimiento de las actividades preventivas establecidas por la empresa para ese riesgo o situación y no podrá ser utilizada con el fin de sustituir aquellas medidas de protección que sean preceptivas. La presencia de un recurso preventivo no habilita para realizar aquellos trabajos que están prohibidos, ya sea por Ley o por la evaluación de riesgos.

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social podrá requerir la presencia de recursos preventivos en el centro de trabajo cuando considere que las medidas preventivas que haya adoptado el empresario en una actividad, proceso u operación son insuficientes o inadecuadas para una aplicación coherente y responsable de los principios de acción preventiva establecidos en el artículo 15 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, y dichas medidas no se puedan adoptar de forma inmediata. En este caso, se puede requerir a la empresa para que de forma temporal esté presente un recurso preventivo en dichas actividades, en tanto en cuanto dicha empresa subsane las medidas preventivas en el tiempo que se le haya dado para ello, siempre y cuando no exista un riesgo grave e inminente para los trabajadores y trabajadoras, en cuyo caso procedería la paralización del trabajo. Atendiendo a este criterio, también podría darse el caso en actividades esporádicas o excepcionales, cuando se considere que no hay un control absoluto de todos los riesgos.

En cualquier caso, la designación de un recurso preventivo no puede tomarse como una medida alternativa de carácter permanente en sustitución de la obligación empresarial de adoptar medidas de prevención y protección que sean adecuadas en cada caso.

Deja un comentario

El email no será público.