Primer descanso aprovechando el miedo. Feliciano Macías. Asesor de inversiones Renta 4 Málaga - El Sol Digital
Primer descanso aprovechando el miedo. Feliciano Macías. Asesor de inversiones Renta 4 Málaga

Primer descanso aprovechando el miedo. Feliciano Macías. Asesor de inversiones Renta 4 Málaga

Una vez que el mercado ya había descontado todas las buenas noticias más recientes, como la firma de la primera fase del acuerdo comercial entre EEUU y China, la menor probabilidad de Brexit sin acuerdo y las menores tensiones geopolíticas entre EEUU e Irán, ha cobrado relevancia un nuevo foco de incertidumbre. Se trata de un coronavirus cuyos primeros casos fueron diagnosticados en China y que ya ha causado varias muertes. El riesgo de pandemia ha llevado a los índices de renta variable a caídas en la semana del -3% en Asia (su peor semana en ocho meses), del -1% en Europa con la compensación de unos buenos datos macro, mientras EEUU se anota avances, ayudado por la temporada de resultados (Nasdaq +1%, S&P plano). En cualquier caso, hay que destacar que estas caídas se producen en el actual entorno de máximos (históricos en EEUU y anuales en Europa y Asia), por lo que parece razonable que los índices se hayan tomado un respiro consolidando niveles.

Y como los problemas no vienen solos, la política italiana vuelve a ganar protagonismo, con la dimisión de Luigi Di Maio, líder del Movimiento Cinco Estrellas. Aunque de momento mantiene su cargo como ministro de Exteriores en el gobierno de coalición, existen dudas importantes de quién será su sucesor al frente del partido. La dimisión de Di Maio llega apenas unos días antes de que este domingo se celebren elecciones regionales en Emilia-Romagna, con los sondeos apuntando a un muy mal resultado para su partido (de niveles del 32% en las elecciones de mar-18 hasta sólo el 15%). Además, estas elecciones tienen un interés adicional al tratarse de un tradicional bastión de la izquierda. Los últimos sondeos ofrecen un resultado muy ajustado entre la candidata de la Liga Norte y el actual presidente de la región. Es por ello que su resultado será leído en clave nacional para medir el futuro de la actual coalición de gobierno.

Esta semana también hemos contado con la revisión de previsiones por parte del FMI. Revisó a la baja el crecimiento mundial en -0,1 pp tanto para 2019 como para 2020 hasta el +2,9% y +3,3% respectivamente, y -0,2 pp para 2021 hasta el +3,4%. A pesar de esta ligera revisión a la baja, aprecia señales de estabilización del ciclo. Con la revisión de esta semana se alinea con las previsiones de la OCDE y la Comisión Europea para las cifras de 2019 mientras sigue ligeramente por encima en las de 2020 y 2021 recogiendo las señales de estabilización del ciclo a las que hemos asistido últimamente, con la firma de la primera fase del acuerdo entre EEUU y China, la menor probabilidad de un Brexit sin acuerdo y las políticas monetarias expansivas. Aun así, el crecimiento sería suave y por debajo del potencial, en línea con nuestro escenario base.

Hemos contado con la primera reunión del año del BCE que se saldó sin cambios en su política monetaria y donde hay que destacar su reflexión estratégica, la primera desde 2003, que podría tener implicaciones para la definición de estabilidad de precios (actualmente “por debajo pero cercana al 2%”) y la flexibilidad en su aplicación, no se ha dado fecha exacta de finalización, pero se espera para noviembre-diciembre. En esta reflexión tendrán en cuenta los efectos negativos de la política de tipos bajos, que en el actual entorno parece que persistirá durante un largo tiempo, a la vez que podrían llegar a catalogar como medida de política monetaria convencional los programas de compra de deuda.

Esta semana estaremos atentos al coronavirus, con la celebración del Año Nuevo Chino como telón de fondo y que mantendrá cerrados toda la semana los principales mercados asiáticos. También será una semana marcada por los bancos centrales, con las reuniones de la Reserva Federal y el Banco de Inglaterra. Por lo que respecta a la Fed no esperamos cambios significativos en política monetaria para los próximos meses en la medida en que la economía estadounidense continúa mostrando un crecimiento sólido, con fortaleza en el mercado laboral y sin presiones inflacionistas, y se han moderado los temores sobre el ciclo económico global.

En cuanto a nuestra visión de los mercados, consideramos que el exceso de liquidez lleva a relativizar los riesgos que aún persisten sobre el ciclo, a lo que se suma el hecho de que la bolsa es el activo que presenta el mejor binomio rentabilidad-riesgo a medio plazo.

FARMA QUÍMICA SUR

Deja un comentario

El email no será público.