Rebotando, ¿y ahora qué? Feliciano Macías. Asesor de inversiones Renta 4 Málaga - El Sol Digital
Rebotando, ¿y ahora qué? Feliciano Macías. Asesor de inversiones Renta 4 Málaga

Rebotando, ¿y ahora qué? Feliciano Macías. Asesor de inversiones Renta 4 Málaga

Mientras la pandemia del coronavirus continúa expandiéndose a nivel global, se suceden las medidas de estímulo monetario y fiscal, tanto en Europa como, sobre todo, en EE.UU., donde la Reserva Federal y el Congreso han puesto en marcha un masivo plan para evitar el colapso de la economía norteamericana. Esto contrasta con la respuesta europea, restringida al nivel nacional por la inacción del Eurogrupo, que se muestra mucho más reacio a una respuesta conjunta que el BCE. Así, durante la semana hemos asistido a un importante rebote en las bolsas mundiales, que han acumulado revalorizaciones cercanas al +7% en Eurostoxx y +5% en Ibex, menores a las vistas en Wall Street que sube más de +10% en la semana. De este modo, tras las fuertes caídas desde máximos, cercanas al -40% en Ibex y Eurostoxx 50 y algo menores en el S&P 500, -35%, hemos asistido a un rebote en torno al +20% en los principales índices.

En el plano macroeconómico, el protagonismo durante la semana fue para la publicación de los PMI de marzo a nivel global, que acorde con la experiencia sufrida en China en el mes de febrero, no fueron una gran sorpresa y registraron caídas históricas hasta niveles mínimos en todos los casos, con un sector servicios especialmente penalizado por el confinamiento de la población en Europa. En EE.UU., pese a la confirmación del crecimiento PIB4T19 del +2,1%, el dato más destacable fue el histórico aumento en las peticiones semanales de desempleo que se dispararon hasta los 3,3 mln de peticiones de subsidio de paro, haciendo palidecer el anterior máximo de 608.000 en 2009.

Como casi siempre, los más ágiles y decididos aparecen en EE.UU., donde tanto la Fed como el Congreso han lanzado importantes paquetes de estímulo. En el ámbito fiscal, el paquete consensuado entre Republicanos y Demócratas asciende a 2 bln USD (vs 800.000 mln USD aprobados después de la crisis financiera de 2008), constituyendo el mayor paquete de ayuda de la historia de EE.UU., destinado a suavizar el impacto de la recesión y permitir una posterior recuperación, incluyendo medidas sin precedentes como: 1) 250.000 mln USD de pago directo, entregando 1.200 dólares a cada estadounidense adulto y 500 dólares a cada niño, los cheques podrían empezar a llegar el 6-abril (aunque en la anterior recesión tardaron dos meses); 2) 250.000 mln USD para ampliar el subsidio de desempleo, en anticipo de las malas cifras que se esperan del mercado laboral en los próximos meses y para ayudar a compensar (durante 4 meses) el salario de los trabajadores que hayan perdido su empleo; 3) 367.000 mln USD en préstamos a pequeñas empresas, y 4) 500.000 mln USD para industrias, ciudades y estados.

Esta semana, además de continuar monitorizando la evolución de la pandemia y sus efectos sobre la economía y empresas, vigilaremos en EE.UU sus datos de empleo de marzo donde, acorde a las cifras conocidas esta semana, esperamos un importante aumento en la tasa de paro que podría volver a tasas cercanas al 4% desde los mínimos de 3,5% actual. También en EE.UU. se publicará la encuesta de confianza del Conference Board del mismo que probablemente mostrará debilidad en línea con los datos de la Universidad de Michigan.

En cuanto a nuestra visión de los mercados, el temor al impacto y duración de la epidemia de Coronavirus sobre la economía global sigue siendo muy elevado y, pese al reciente rebote en los activos de riesgo, la visibilidad sobre el crecimiento económico y los beneficios empresariales sigue siendo baja. Así, prevemos que el entorno de fuerte volatilidad que ha dominado los mercados en el último mes se mantenga y creemos pese a los estímulos monetarios y fiscales implementados, la ralentización en el ritmo de contagios continúa siendo una condición necesaria para ver un rebote sostenido en los mercados. Aunque las caídas pueden presentar algunas interesantes oportunidades de entrada en valores con elevada generación de caja, visibilidad de negocio, liquidez y sólidos fundamentales, no descartamos que las dudas sobre la intensidad y duración de la esperada recesión podrían llegar a propiciar niveles todavía más atractivos que los actuales. En este contexto, mantenemos en nuestras carteras la exposición a valores que puedan comportarse mejor en la situación actual, como aquellos pertenecientes a sectores regulados y compañías con mayor flexibilidad para adaptarse al entorno actual (consumos básicos garantizados) y con posiciones financieras más conservadoras.

Deja un comentario

El email no será público.