Retrospectiva de Nicolás de Staël en el Pompidou - El Sol Digital
Retrospectiva de  Nicolás de Staël en el PompidouNicolás de Staël

Retrospectiva de Nicolás de Staël en el Pompidou

Del 23 de julio al 8 de noviembre de 2020, el Centre Pompidou Málaga presenta una retrospectiva de la obra de Nicolas de Staël (San Petersburgo, 1914-Antibes, 1955). Se trata de uno de los artistas más relevantes de la escena artística francesa a partir de 1945. La exposición tiene como objetivo mostrar a través de varias de sus obras más significativas la carrera excepcional de este artista, que colocó la dialéctica entre la figuración y la abstracción en el corazón de su trabajo. En esta exposición se muestra por primera vez el fondo completo que conserva el Centre Pompidou, compuesto por 25 obras, incluidas 9 pinturas y 16 obras en papel. Esta exposición cuenta con la colaboración de la Fundación “la Caixa”.

Nacido en Rusia, Nicolas de Staël estudió en Bélgica antes de mudarse a Francia en 1938, donde se dio a conocer por primera vez a través de una exposición en la Galerie Jeanne Bucher de París en 1944. A partir de entonces, vivió un periodo en el que predominó la abstracción hasta que en 1952 vuelve a la figuración, incluyendo en su trabajo formas recortadas y bien construidas. En 1953 se mudó al sur de Francia. En pleno apogeo y éxito de su carrera, en 1955, el artista decidió poner fin a su vida.

Esta retrospectiva propone al visitante un recorrido por la carrera del artista en cuatro secuencias. El primer periodo tiene lugar entre 1946 y 1948 y muestra las obras pintadas y dibujadas del artista que, por aquel entonces, estaban basadas en una abstracción austera (La Vie Dure, 1946). La siguiente sección abarca el periodo entre 1949 y 1951. En esta selección de obras se aprecia su evolución hacia una pintura en la que predominan los trazos gruesos (Les Toits, 1951-1952). En la tercera secuencia, que transcurre entre 1952-1953, se pone de manifiesto a través de sus lienzos la vuelta del artista hacia la figuración, coincidiendo con su llegada a Antibes y el descubrimiento de la luz mediterránea en sus obras (Le Lavandou, 1952). En esta época retrata paisajes y desnudos, empleando para ello colores significativamente más vivos.  También coincidió con un momento en  el que la música tenía un papel significativo en su trabajo (Les Musiciens. Souvenir de Sidney Bechet, 1952-1953 y L’Ochestre, 1953). El último de los periodos artísticos que se puede ver en esta muestra presenta sus últimas obras, que tratan de reflejar la vida en el taller (Coin d’atelier fond bleu, 1955).

La exposición ha sido comisariada por Christian Briend y Anne Lemonnier, conservador jefe y adjunta del departamento de colecciones del Musée national d’art moderne, respectivamente.

 

De Miró a Barceló. Un siglo de arte español

Los visitantes también pueden ver la exposición semipermanente De Miró a Barceló. Un siglo de arte español. Cubismo, surrealismo, figuración, abstracción, pintura, escultura, cine, vídeo… En toda la historia del arte de los siglos XX y XXI no hay un periodo ni un ámbito que no haya estado presidido por los artistas españoles. Pablo Picasso, Joan Miró, Salvador Dalí y Luis Buñuel fueron precursores de nuevas formas de ver y de crear y su legado aún perdura. Este recorrido cronológico a través de un siglo de arte español muestra que la generación de artistas contemporáneos ha mantenido vivo el espíritu de la vanguardia con una energía extraordinaria. Sus predecesores conocieron los avatares de la historia, el exilio parisino, la guerra y el ostracismo que alimentaron un vasto repertorio de imágenes perturbadoras, radicales, incluso sacrílegas. Crecidos en libertad, sus herederos –entre otros, Miquel Barceló, Cristina Iglesias y La Ribot– siguen sorprendiendo hoy con nuevas formas de pintura, escultura y espacio que reinterpretan los materiales, rituales y mitos del arte español.

 

Deja un comentario

El email no será público.