Rodolfo Tiessler, coordinador del Málaga Innovation Forum (MIF): “El reto es conseguir inversores y actuar como enlaces”

Rodolfo Tiessler, coordinador del Málaga Innovation Forum (MIF): “El reto es conseguir inversores y actuar como enlaces”

“El MIF concentra ya dos tercios del emprendimiento de Málaga”

JAG

Rodolfo Tiessler nos atiende en su oficina del Bic Euronova. En esta sede, opera la empresa que preside, Brantor. Está especializada en el diseño de soluciones virtuales de negocio y el desarrollo de plataformas de colaboración en red 2.0. En paralelo es el coordinador del Málaga Innovation Forum (MIF), una iniciativa que busca multiplicar el emprendimiento en la provincia.
Atesora una larga trayectoria como emprendedor y consultor tecnológico. Es un gran especialistas en social media, ‘cloud computing’ y tecnologías ubicuas. El foro de innovación de Málaga nace en febrero de 2014 de “forma espontánea” y con un “espíritu colaborativo en red”, cuenta. No tienen forma jurídica porque “lastraría la operativa en algunos casos” y su único ánimo es el “fomento empresarial”, explica Tiessler. No representan una apuesta arriesgada ni carente de recursos. En este sentido, se apoya en más de una veintena de empresas e instituciones que pivotan sobre tres pilares reconocibles como son el Ayuntamiento de Málaga, el Parque Tecnológico (PTA) y la Universidad de Málaga (UMA).

¿Cómo se articula este foro de innovación?
Como asociación vimos que no se ajustaba al modelo que propugnábamos. Queríamos que fuera un instrumento bueno y operativo, representado por agentes vinculados al emprendimiento. Finalmente, optamos por un convenio marco entre los miembros fundadores. Entendimos, a tal efecto, que el foro debía ser liderado por los propios emprendedores, a la sazón, firmas ciertamente consolidadas, muchas de ellas surgidas como start-ups o pymes.

¿Cómo funciona el MIF?, ¿qué actividades organiza para cumplir esos objetivos de emprendimiento?
Al no ser un organismo al uso, cada dos meses o bien de forma mensual nos reunimos y avanzamos. La idea es sumar entre todos. Cada uno tiene algo que aportar. Estoy hablando de empresas de éxito, aceleradoras, capital riesgo, inversores, instituciones, universidad, etc. Hemos diseñado un plan de iniciativas que se traduce en la organización de eventos. Esto es, talleres de inversores, encuentros de networking, reuniones para presentar proyectos, participación en grandes eventos, etc. Lo cierto es que nuestra fortaleza es la capacidad para dinamizar. Realizamos filtración de proyectos y luego nos encargamos de presentarlos a posibles inversores. Al fin y al cabo, lo que hacemos es cooperar entre los distintos agentes.

¿Cómo lo resumiría en pocas palabras?
Bueno. Una red colaborativa sin forma jurídica que reúne a los agentes que representan el emprendimiento en la provincia de Málaga.
Si se organiza alguna actividad en la que se requiera el pago de una cuota, las empresas o instituciones participantes –y que forman parte de la red- reinvierten esa cantidad en nuevas acciones. Siempre lo hemos dicho. Si alguien quiere obtener rentabilidad individual de encuentros o formación empresarial, debe hacerlo por su propia cuenta y riesgo. Esto es limpio, de carácter colaborativo. Quien participa en el foro no debe buscar beneficio.

¿Cómo funciona?
Cada miembro trae su propia iniciativa. En las reuniones periódicas, siempre hay propuestas. Debo confesar que existe mucho diálogo. No es exactamente un ‘crowsourcing’ aunque es cierto que trabajamos en red y comunicamos nuestras necesidades. Descartamos la idea de que se sea un networking ocasional porque nuestro propósito es la continuidad y que vaya a más.
El MIF funciona como un aglutinante, un pegamento. El reto es conseguir inversores y actuar como enlaces para que los buenos proyectos dispongan de respaldo financiero.

¿Con cuántos miembros cuenta el MIF?
Es difícil precisar porque constantemente se incorporan nuevos miembros. En la actualidad, concentra dos tercios del emprendimiento de la provincia. En cuanto a instituciones, el Ayuntamiento a través de Promálaga, la UMA, la Agencia IDEA, CEM, la Escuela de Organización Industrial (EOI), o el IMFE por citar algunos. En cuanto a escuelas de negocio, ESIC, ESESA; incubadoras como Bic Euronova o Link by UMA-ATECH. No debemos olvidar a AJE Málaga, consultoras de la talla de PWC, KPMG o Deloitte, las aceleradoras Bolt, Sprita o AceleraStartup Universitaria, Innovation Ventures. Sin olvidar a Unicaja, Arpa Solutions, la red Business Angels de Diputación, Brantor, Agapea, Ronda Mountain Think Tank, entre otros. Pero hay más, sin duda.
¿Y los planes de futuro?
Acabamos de participar en el ‘Congreso de Contenidos Digitales y Economía Digital, Foro de Inversión’ en el Palacio de Ferias y Congresos cuyo anfitrión fue la EOI.
Y estamos inmersos en diseñar el programa de actividades de cara a 2016, entre cuyas acciones se encuentran acciones colaborativas para ayudar al Polo de Contenidos Digitales.

¿No teme que el MIF, por su condición no jurídica, pierda fuelle con el tiempo?
Es un riesgo que siempre existe. Por eso, requiere de cierta alimentación dada su propia naturaleza. Ante todo, no queremos ser visibles ni enarbolar una marca. El objetivo es dinamizar el tejido productivo. En este sentido, nuestra misión es poner en contacto a emprendedores, inversores e instituciones. Dicho de otra manera, cualquiera que tenga capacidad tractora.

Deja un comentario

El email no será público.