Septiembre y más de lo mismo. Feliciano Macías. Asesor de inversiones. Renta 4 Málaga - El Sol Digital
Septiembre y más de lo mismo. Feliciano Macías. Asesor de inversiones. Renta 4 Málaga

Septiembre y más de lo mismo. Feliciano Macías. Asesor de inversiones. Renta 4 Málaga

Semana de repuntes de los principales índices bursátiles tras las caídas de la semana anterior y después de confirmarse que el banco central de Turquía subía tipos más de lo esperado con objeto de frenar la depreciación de la Lira y de reconducir su elevada inflación. Los mercados emergentes siguen centrando la atención tras el clima de inestabilidad en países como Argentina y Brasil, cuyas divisas continúan perdiendo posiciones y ya se encuentran en mínimos históricos frente al Euro y Dólar americano. Esta semana estas divisas perdieron más de un 8% y un 3% adicional, respectivamente. El riesgo está en que la debilidad económica y política de estos países se extienda a otros emergentes, comprometiendo la capacidad de crecimiento económico global.

El BCE, tal y como esperábamos, mantuvo sin cambios su política monetaria, reiterando la idea de “paciencia, prudencia y persistencia” en la normalización de la política monetaria europea, en base a un sólido crecimiento e inflación progresivamente convergiendo hacia su objetivo 2% (subyacente aún lejos). Los tipos se mantienen en 0% (repo) y -0,4% (depósito) y se confirma el fin de las compras de QE en dic-18 (hasta entonces se comprarán 30.000 mln eur en septiembre y 15.000 mln eur/mes en octubre-diciembre). En cualquier caso, el BCE reitera que prevé reinvertir los vencimientos de deuda durante un periodo prolongado de tiempo una vez finalizado el QE, lo que permitirá que el balance acumulado (4,5 bln eur) se mantenga intacto. No esperamos la primera subida de tipos europeos hasta al menos sept-19.

Por su parte, el Banco de Inglaterra mantuvo su política monetaria inalterada. También se mantuvieron los objetivos de compras de activos en 435.000 mln GBP. Tras subir tipos en 25 pb el pasado 2 de agosto hasta el 0,75% por unanimidad, posibles subidas adicionales (en base a potenciales presiones salariales, con un último dato de salarios +2,9%) serían muy graduales y limitadas, y dependientes también de cómo evolucionen las negociaciones del Brexit.

En cuanto a las tensiones comerciales, otro de los principales factores de riesgo, esta semana no han trascendido noticias significativas si bien se apuntaba a que EEUU estaría intentando suavizar posiciones para negociar con China.

La presente semana, las principales referencias macro serán los PMIs preliminares de septiembre en EEUU y la Eurozona. Veremos si se confirma la esperada estabilidad. Japón también publica el dato manufacturero. No obstante, la atención en el país estará principalmente en la reunión del BoJ. No se esperan cambios en su política monetaria, que seguirá siendo ampliamente expansiva. También estaremos pendientes de las previsiones de crecimiento de la OCDE, si bien los inversores descuentan que las revise moderadamente a la baja, en línea con otros organismos internacionales.

Asimismo, será importante seguir la evolución de los mercados emergentes (Turquía, Argentina, Brasil). En nuestra opinión, la clave está en que estos países aprueben medidas con el objeto de que los inversores vuelvan a confiar en sus economías y evitar un “efecto contagio” a otros países emergentes, un escenario que en principio no contemplamos y que, no obstante, sería negativo para los mercados. De igual modo, la evolución sobre las disputas comerciales y las negociaciones del Brexit deberían seguir teniendo impacto en mercado.

Por lo que respecta a nuestra visión de los mercados, seguiremos pendientes de los datos macroeconómicos, que permitirán confirmar que el ciclo económico se mantiene sólido, y con él, las expectativas de resultados empresariales y por tanto que las valoraciones bursátiles son atractivas con una visión de medio plazo, especialmente en Europa, y sin dejar de vigilar los riesgos mencionados y su impacto sobre los fundamentales de la economía y el ciclo de negocios. Todo ello en un entorno de gradual normalización monetaria que podría presionar a aquellos países con mayores desequilibrios estructurales (déficit cuenta corriente, bajo nivel de reservas, elevada deuda en dólares: Turquía, Argentina, Sudáfrica), aunque no apreciamos riesgo sistémico, con resto de emergentes con posición exterior más sólida.

FARMA QUÍMICA SUR

Deja un comentario

El email no será público.