Sí es posible progresar. Carlos Ramírez. Abogado - El Sol Digital
Sí es posible progresar. Carlos Ramírez. Abogado

Sí es posible progresar. Carlos Ramírez. Abogado

La perseverancia tiene su premio. La calculada estrategia política de estrechar lazos con países de mayoría islámica por Israel está dando sus frutos, paso a paso. Reanudan relaciones diplomáticas con Chad, suspendidas desde 1972, un hito, y en las próximas visitas a otros países islámicos también lo harán, y algunos del Golfo Pérsico ya colaboran sin mantener relaciones diplomáticas. El Ejército de Chad contribuye a combatir a grupos rebeldes yihadistas afiliados a Boko Haram en el norte de Mali.

 

La Organización de Estados Americanos ha acordado en una reunión extraordinaria de su Consejo Permanente celebrada en Washington “no reconocer la legitimidad” del segundo mandato de Nicolás Maduro como presidente, que pretende ilegalmente mantenerse con el apoyo cubano y de las corrompidas Fuerzas Armadas. Juan Guaidó se ha declarado legitimo presidente de Venezuela. Su hermano es Leopoldo López, injustamente preso cuatro años por levantar su voz contra el régimen. La Casa Blanca, Canadá, el Grupo de Lima sí apoyan el cambio.  Eso es apoyar la democracia. Trump lo reconoce como presidente y el régimen chavista ha ordenado su captura.

 

Nicaragua, Cuba, Bolivia, Uruguay, México, Irán, Turquía, Siria, Rusia y China apoyan al régimen sangriento chavista. Rusia firmó en diciembre unos acuerdos de inversión de 6.000 millones de dólares para fortalecer la industria venezolana del petróleo, además de comprometerse a invertir más de 1.000 millones de dólares para extraer oro. China firmó un acuerdo para desarrollar 500 proyectos en Venezuela, principalmente oro y petróleo. Asimismo, ha entregado más de 50.000 millones de dólares en préstamos entre 2007 y 2017 Por la UE no hay reconocimiento ni apoyo a su figura como presidente, un grave error. Los venezolanos quieren un cambio, hartos de la horrible situación económica. Nunca se puede ser neutral en la defensa de la libertad y los derechos humanos, y en facilitar un proceso de transición a la democracia que culmine en unas elecciones libres.

 

Y un nieto de jornaleros andaluces, nacido en Barcelona, preside la Junta de Andalucía desde el día 16 de enero. Las primeras decisiones adoptadas son una auditoría integral de la Junta y del sector público, la creación de una Oficina Andaluza de Lucha contra el Fraude y la Corrupción, que el Ejecutivo se personará en la justicia para recaudar el dinero defraudado en los ERE, y anular el impuesto de sucesiones. Buen inicio. De otra, la única arma del PSOE es que el nuevo gobierno dependa de “la extrema derecha”. Sin embargo, defender el modelo de familia “preferente”, dejar de sufragar los abortos, o la derogación de la Ley de Memoria, que fue aprobada en el Parlamento, sorprendentemente, sin votos en contra del PP, resulta, por lo menos, coherente e ilusionante.

 

Por otra parte, del grueso de los 209 entes creados para agilizar el margen de maniobra y contrataciones en la Administración, la Cámara de Cuentas y la Autoridad Fiscal (AIREF) auditaran este sector, por primera vez. El presupuesto de estos organismos se eleva a 13.015 millones —según la Cámara de Cuentas andaluza—, un tercio del presupuesto anual de la Junta, 34.759 millones en 2018. La Ley 1/2011 de reordenación del sector público impuso una drástica reducción de los 369 entes públicos, pero no en Consorcios públicos.

 

El PSOE-A es un proyecto amortizado. La idea de que no iba a perder el poder nunca los ha cegado para percibir los movimientos sociales de cambio. Tendrán que diseñar un nuevo proyecto para después de mayo y la dirección actual quizás no sea la mejor para esa andadura y nivel requerido. Del peligro del «tsunami» que puede arrasar al partido socialista en las municipales y autonómicas al estado emocional de shock de un batacazo a nivel nacional, hay una raya. El PSOE debería girar a pactar con Ciudadanos, no hay otra salida.  Sin embargo, sus referentes de modelos de gobierno son con Podemos. Y en el PP también hay “movidas”, la última del expresidente de Baleares que se ha dado de baja criticando la deriva nacionalista insular, justo cuando el PP ha registrado una Proposición No de Ley y mociones para consagrar y garantizar la enseñanza del castellano en toda España, a favor de la educación concertada y contra los adoctrinamientos nacionalistas.

 

La decisión de Íñigo Errejón de concurrir a los comicios en alianza con Manuela Carmena y entregar su acta de diputado, ha dinamitado a Podemos por dentro y ha roto el preacuerdo electoral entre los morados e IU. En Madrid, ahora es Errejón quien decide en una negociación con Podemos, y le deja a Iglesias que asuma el rol de la ruptura completa.  En el resto de las comunidades donde se presentaría en coalición con IU y el resto de sus confluencias se enfrenta a todo tipo de graves conflictos. Lo más esperpéntico lo ofrece Catalunya en Comú. Ha aprobado su nueva hoja de ruta, en la que propone elaborar una constitución catalana que implicaría una reforma de la Carta Magna española en clave plurinacional; un nuevo modelo competencial, nueva financiación “específica” y una “hacienda propia”; el blindaje de derechos económicos, laborales, sociales y ambientales. Es decir, más privilegios y competencias al independentismo excluyente y anticonstitucional. Así nos va. Y algo se debió hace mal cuando en el Estatuto de Gernika vasco está previsto la transferencia de prisiones y la Seguridad Social. En ningún país europeo se permiten la caterva de deslealtades institucionales, educativas y sociales al Estado central durante décadas.

 

Y para problemas enquistados, Estados Unidos, donde además de la paralización parcial de la administración, el presidente ha declarado la “emergencia de salud pública” durante 90 días por el uso de opiáceos, una sustancia cuyo consumo provocó la muerte en el 2018 de 175 personas al día, y supone una crisis de consumo de drogas. Lo más grave es que muchas muertes de sobredosis de oxicodona mezclada con otras drogas, son conseguidas con receta médica.  Si bien hay que afrontar en su dimensión el problema de la enorme demanda social de drogas, hay más de 22 millones de personas de 12 años o más consumidores de drogas ilegales, según la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas y Salud, no existe otra opción que trabajar decididamente tanto con China como en Latinoamérica para hacer frente al fenómeno de las drogas en su origen, y aprobar y ejecutar una estrategia educativa para la juventud. Según el Departamento de Estado, entre el 90 por ciento y el 94 por ciento de la heroína que se consume proviene de México y un 85 por ciento de la cocaína.

 

El muro que quiere construir Trump en la frontera sí puede disminuir el flujo de drogas, donde solo este negocio mueve más de 29 mil millones de dólares cada año, que utilizan por los narcos en armas, compra de terrenos, y corrupción de autoridades nacionales y estadounidenses. Las mafias de ambos lados de la frontera no quieren el muro. Sin embargo, la Women’s March Alliance, no hacen alusión a este drama nacional y social, es solo un movimiento social anti-Trump. Apoyado por el ala izquierda radical demócrata, demandan para las mujeres el aumento del salario mínimo federal, medidas proabortistas, más ayudas contra la violencia contra las mujeres, y aprobar una enmienda constitucional por la igualdad de derechos. En el mandato de ocho años de Obama no se acordaron de reclamarlo.

Deja un comentario

El email no será público.