“Si nos dan la opción de ir al mercado no elegiremos las grandes superficies” - El Sol Digital
“Si nos dan la opción de ir al mercado no elegiremos las grandes superficies”

“Si nos dan la opción de ir al mercado no elegiremos las grandes superficies”

Esther Molina, directora del Área  para la Restauración Económica, la Promoción Empresarial y el Fomento del Empleo del Ayuntamiento de Málaga.

Maite Díaz Torres

Esther Molina es la directora del Área para la Restauración Económica, la Promoción Empresarial y el Fomento del Empleo del Ayuntamiento de Málaga. Esta área se encarga de una parte del comercio y vía pública, que comprende las licencias de apertura, mercados municipales, venta ambulante, quioscos, eventos y espectáculos públicos. Se ocupa también de la sanidad y seguridad alimentaria en Málaga, tanto de industria mayor como menor, catering y la alimentación en los colegios. Unos meses después de la reapertura del Mercado de la Merced, Molina nos pone al día sobre los logros y faltas del mismo. La directora hace además un recorrido por las acciones promocionales y formativas desarrolladas por el Ayuntamiento para mejorar la situación de los mercados de abasto en Málaga.
¿Cómo se puede fomentar desde el Ayuntamiento la promoción de los productos locales que se venden en los mercados de abastos?
Habría que reflexionar sobre cómo ha cambiado el modelo de compra-venta en los mercados municipales por los hábitos de compra. Yo creo que esa es la clave. El público tradicional de los mercados siempre ha sido un público de personas mayores y el acceso a los mercados de los jóvenes no se ha fomentado por una incompatibilidad manifiesta de horarios y hábitos de compra, porque de los 60 años para abajo estamos incorporados al trabajo, tanto mujeres como hombres, el horario de los mercados de abasto no nos permite comprar cómo y cuándo nos gustaría. En esa parte es necesario hacer un trabajo importante. Se ha cambiado la ordenanza municipal para que los mercados puedan abrir por la tarde y para que puedan hacer publicidad, pero es necesario que los vendedores hagan un esfuerzo y cambien la mentalidad, abran los ojos y se den cuenta de que su cliente tiene otras formas de comportamiento distintas.
¿Cree que los vendedores de los mercados son reticentes a trabajar por las tardes?
Hasta ahora se ha intentado convencer para que abran alguna tarde, aunque sea solamente una a la semana, pero es difícil cambiar los hábitos de los vendedores. Hemos propuesto que haya cámaras frigoríficas para que se pueda acudir al mercado por la tarde y recoger los pedidos encargados previamente. Por ejemplo, el mercado de Bailen abre los jueves por la tarde. Cuando la población sabe que tiene la posibilidad de acudir por las tardes a comprar, los hábitos de compra también cambian. Eso requiere tiempo y paciencia, pero si nos dan la opción de ir al mercado no elegiremos ir a las grandes superficies porque los mercados nos dan mejor calidad y a mejor precio.
¿Se hacen colaboraciones con empresas turísticas para promocionar la labor de los mercados?
Hay colaboraciones en mercados puntuales, por ejemplo, en el mercado de Atarazanas se tienen conversaciones con los guías turísticos y se promociona que cuando vienen turistas a la ciudad vayan a este mercado y lo conozcan. Yo soy de la opinión de que cuando uno visita el mercado de una ciudad, conoce la ciudad.
¿Hay ayudas y cursos para fomentar que los tenderos de los mercados puedan promocionarse online?
Es muy difícil. Nosotros hemos ofrecido cursos de formación en marketing, escaparatismo y comercio online, pero no se ha decidido prácticamente nadie. El Ayuntamiento de Málaga en colaboración con la Cámara de Comercio ha creado una plataforma de comercio online a la que además pueden apuntarse de forma gratuita los cien primeros comercios. Se les hace una página web, un portal de ventas y una formación para el manejo de las redes sociales, pero no ha tenido mucho éxito.
Sin embargo, algunos mercados como el mercado de Bailen sí tienen página web.
Sí, el mercado de Bailen ya lo ha cogido una segunda generación y han entendido que la forma de comprar en los mercados ya no es como antes. Esto les ha hecho salir de la zona de confort y ver que el mundo es competencia y que es necesario tener un valor añadido.
Tal vez la solución pasa por fomentar el cambio generacional.
Sí, porque es muy difícil que personas mayores entiendan el manejo de las nuevas tecnologías. Por eso, se debe fomentar el relevo generacional y que se den cuenta de que en el mercado municipal hay una forma de vida y una oportunidad para trabajar y emprender.
¿Cuáles han sido los resultados tras los cambios producidos en el mercado de la Merced?
La pasada semana tuvimos una reunión con todos los comerciantes y nos dijeron que no venden todo lo que les gustaría, aunque sí es verdad que venden más de lo que vendían antes y a partir de esta iniciativa han surgido ideas de negocio nuevas como una pescadería que te ofrece la receta del pescado que compres o una empresa de frutas que elabora zumos para repartir a domicilio. Creo que el mercado de la Merced les ha abierto un poco la mente y les ha incitado a buscar un nuevo modelo de negocio.
Cambiando de tema, ¿cuántas licencias de apertura se suelen dar al año para los locales de Málaga?
Se suelen tramitar más de 2.000 expedientes en Málaga, aunque esta cifra comprende también los cambios de actividad y de titularidad. Centrándonos en las licencias de apertura nuevas podríamos estar hablando de más de 600 expedientes al año.
¿Cómo es el trámite para conseguir una licencia de apertura?
Por declaración responsable se presenta un proyecto de un técnico diciendo que cumple las condiciones de seguridad y accesibilidad, urbanismo da una licencia de uso en la que se define que el uso que se pretende dar al local coincide con el Plan General de Ordenación Urbana. Además, algunas instalaciones deben certificar que son adecuadas para el medio ambiente. En lo que repecta a este trámite yo creo que hay que hacer un esfuerzo, fundamentalmente por parte de la administración autonómica para que puedan obtenerse los permisos de calificación ambiental por declaración responsable, lo cual aceleraría aún más el proceso de la creación de una empresa o de un negocio, que llegaría a demorar hasta cuatro meses menos. Cuando yo me hice cargo de la dirección general de esta área en 2011 los trámites medios estaban en un año y medio porque todo el proceso se hacía de forma inversa, era la administración la que lo gestionaba todo.

Deja un comentario

El email no será público.