Smombie, el zombie de la era digital - Deja huella. Cristina Herrera Vázquez - El Sol Digital
Smombie, el zombie de la era digital – Deja huella. Cristina Herrera Vázquez

Smombie, el zombie de la era digital – Deja huella. Cristina Herrera Vázquez

smombie

La adicción del siglo XXI o mejor dicho, la adicción de la era digital es el móvil. Una de cada veinte personas es adicta al móvil según un estudio realizado por la Universidad Complutense de Madrid, el Hospital Universitario 12 de Octubre, el Instituto de Investigación Biomédica de Málaga y la Universidad San Ignacio de Loyola (Perú). Esto quiere decir que el 5 por ciento de la población española ya es adicta, e incluso el 45 por ciento de los jóvenes reconoce que no puede vivir sin el móvil.

Nos encontramos con una tecnoadicción que está aumentando de forma incontrolada en la sociedad. Cada día los psicólogos se encuentran con más nomófobos entre sus pacientes, y es que la nomofobia (miedo irracional a salir de casa sin el móvil o no llevarlo encima) está al orden del día. Tanto que hasta ciertos restaurantes han implantado como ‘normal social’ el requisar todo aparato electrónico durante sus servicios, y los más creativos han incorporado una ‘mini jaula’ en el centro de cada mesa. Muchos jóvenes y no tan jóvenes se han tomado esto como un juego y en sus reuniones deciden colocar el móvil boca abajo, imponiendo como castigo que el primero que utilice su móvil paga lo consumido. Hasta el cine ha tocado este tema, desde Her, donde el protagonista se enamora de un sistema operativo como el tan conocido Siri, hasta Perfectos desconocidos una versión española reciente de una película que nos muestra la verdadera adicción como un juego de mesa.

Las consecuencias de la era digital son tremendas y aún no las vemos. Estamos tan distraídos con las redes sociales y la pronta información que nos ofrece nuestro móvil que nos estamos convirtiendo en zombies, o más bien en smobies o smombies (palabra sacada de la fusión de smartphone y zombie), personas que caminan distraídos con su móvil por la calle y no pueden evitar el impulso de estar conectados a las redes sociales incluso cuando van andando. Estos peatones adictos al móvil los podremos encontrar en cualquier lugar, veremos sus caídas o despistes en los vídeos que se mueven en la red incluso haciéndose virales. Pero esto está teniendo consecuencias desafortunadas y nefastas, desde problemas de conducta como ansiedad, mal humor, depresión o actitud violenta, a problemas de salud o incluso la muerte en la propia vía peatonal.

smombie

En España y otros muchos países ya son una realidad las sanciones y multas por ir conduciendo pendiente del móvil. Alemania está incorporando semáforos en el suelo para los smombies, en Augsburgo también se están colocando leds en la calzada en los cruces de peatones, y es que en Europa ya podemos ver la señal de tráfico de ‘peligro, peatones con el móvil’ para avisar a los conductores de los viandantes distraídos. Incluso en Nueva Jersey (EEUU) están estudiando incorporar la pena de cárcel de quince días.

La inteligencia artificial no nos va a suplantar nunca, a este paso vamos a ser nosotros los que evolucionemos a robots. Ya no disfrutamos del paisaje mientras caminamos, ni siquiera nos paramos en los escaparates para ver las últimas novedades en moda porque es más cómodo agachar la cabeza y tenerlo en Instagram. Solo levantamos la mirada para hacernos un selfie peligroso y jugarnos la vida a base de likes.

La tecnología está dejando huella desde que somos asiduos al móvil allá por finales de los 90’ y fanáticos desde primeros de siglo. Unos 20 años de progreso tecnológico que nos están perturbando de tal modo que nos estamos convirtiendo en zombies. ¿Y tú? ¿Eres un smombie?

Deja un comentario

El email no será público.