Sólo Grecia nos supera en déficit público - El Sol Digital
Sólo Grecia nos supera en déficit público

Sólo Grecia nos supera en déficit público

El pasado 21 de abril, Eurostat, la oficina estadística europea, certificaba que España registraba un déficit público equivalente al 5 por ciento de su PIB del pasado año, sin contabilizar las aportaciones al sector financiero. Esto sitúa a España tras Grecia -con un 7,2 por ciento de desfase presupuestario respecto al PIB-. Esta deshonrosa posición española, solo superada por aquel país intervenido, debe hacernos reflexionar acerca de qué estamos haciendo mal, a la vez que el Gobierno, aunque esté en funciones, haría bien en sacar menos pecho y ser más humilde en relación al cumplimiento de sus deberes económicos.
La diferencia entre los gastos y los ingresos públicos en 2015 ha sido en nuestro país de 54.965 millones, el 5,1 por ciento con las ayudas financieras, y ya la deuda pública supera el billón de euros (99,2 por ciento del PIB). También hay otros países con problemas, además del heleno, pero no deben servirnos en modo alguno de consuelo, es el caso de Portugal, por ejemplo, cuya deuda alcanza el 129 por ciento de su PIB.
Hay que recordar que el déficit público de los Veintiocho fue el pasado año del 2,4 por ciento, seis décimas menos que en el ejercicio anterior.
Sólo tres estados terminaron el pasado año con superávit presupuestario: Luxemburgo (1,2 por ciento), Alemania (0,7 por ciento) y Estonia (0,4 por ciento). A éstos se dirigen las recomendaciones de los principales organismos internacionales, CE, FMI y OCDE, acompañar los esfuerzos en política monetaria de políticas fiscales expansivas.
Las causas de los males de España hay que buscarlas en nuestro bajo nivel de ingresos en relación a la media europea; es cierto que la presión fiscal española medida como porcentaje de los ingresos sobre el PIB bajó el pasado año cuatro décimas, hasta el 38,2 por ciento, ocho puntos menos que la media de la eurozona. Los ingresos son bajos por la escasa capacidad recaudatoria de IVA y especiales y por el elevado fraude fiscal.

RESIDENCIA

Deja un comentario

El email no será público.