Susana candidata, por Carmelo San Martín Díaz-Guijarro - El Sol Digital

Susana candidata, por Carmelo San Martín Díaz-Guijarro

Sí. Sí ya viene, ya está al llegar. No tenemos arreglo, somos unos impacientes y unos desconfiados. Susana Díaz inicia su vida pública nacional. Lo primero, intentar “susanizar” a un PSOE “ennortado” en su eterna resaca poszapateril, colocando al frente a personas de orden con aficiones pasteleras. Susana sabe que el PSOE habla solo y canta bajito “barco a Venus”. ¿El PSOE se parece a España?, en los apellidos de los jefes puede que sí, aunque últimamente recuerda más una recortada Torre de Babel versión VPO. El parto de la candidatura ha sido con epidural caducada. Ahora sobre los toros que escarban la arena se dice que manejan los tiempos de la embestida. Donde estén las primarias socialistas andaluzas que se quite todo, piensa la Trianera. Ella no lo quería así, tan bronco, tan ordinario, tan despiadado. Las primarias miran de forma muy rara, como si se hubiesen olvidado la medicación. Rocky Sánchez ya espera tenso en PSOE Corral. No lleva estrella ni sombrero, pero la camisa blanca se la han regalado por suscripción popular los antipopulares de su partido. La Gestora calla y mira al suelo cuando pasa Susana a su lado. Misión fallida. La rocambolesca y patética revolución de octubre se está comiendo a sus hijos. ¡Malditos calentones de divas altaneras! Todos los contendientes se saben perdedores, aunque quizás Pachi no, pero él no cuenta… aunque a río revuelto ya se sabe. En el laberinto menguante todo es oscuro y el Minotauro de la ruptura no entiende de jarrones chinos ni cuotas de poder. Susana se aferra al amuleto verdiblanco de la Junta de Andalucía al dar su primer paso en la tierra quemada socialista. Natural, ¿o no?.

Las gaviotas sobrevuelan mosqueadas el cuerpo herido socialista. El eterno rival era de confianza, pero hace tiempo que se ha enviciado con la ruleta rusa. Pedro Sánchez cree que está rodando “El Cazador” y sonríe inanimado, con la plana fijación de joder a los que le jodieron para que él dejara de joder a España. Ha conseguido escapar de la Isla de Elba y piensa que la batalla fatricida anunciada, como poco, le enterrará políticamente con la gloria de los héroes. Se conoce que en Ferraz los fontaneros no sospecharon cuando le veían haciendo pausadamente la ceremonia del té. Susana no es cobarde, es simplemente profesional y sabe que el precio por el título en juego no trae cuenta. Es lo que tienen los magnicidios frustrados, bonita. Aquiles y Pentesilea no tuvieron la oportunidad de amarse, era su destino, pese a hacer buena pareja. Contumacia suicida vs posibilismo desesperado En torno al lecho de muerte los dolientes adversarios del PSOE recitan discursos y hacen cuentas de cabeza. En el PP se trata de disimular los guiños a una  Susana cohabitadora con pellizcos de monja desde Andalucía. En definitiva, la política es un juego de contacto. Con Sánchez el pantallazo pone “game over”. No hay color. Pachi sigue a los suyo, corriendo descalzo por la envidriada yincana socialista. ¿Vocación de liebre o fe ciega en la reconciliación encarnada en su persona con aire de sacerdote progre? Podemos ya se está anudando la servilleta al cuello, a sabiendas que come terreno sea quien sea el menos perdedor del combate. Las reglas son sencillas: de Pablo Iglesias senior a Pablo Iglesias junior, y tiro porque me toca. La vida es una tómbola (Ya lo diga Confucio o Marisol).

Deja un comentario

El email no será público.