Tedros Adhanom, un oportunista político al frente de la OMS - El Sol Digital
Tedros Adhanom, un oportunista político al frente de la OMS

Tedros Adhanom, un oportunista político al frente de la OMS

Tedros Adhanom Ghebreyesus es el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS). De nacionalidad etíope, es el primer director general de la OMS que no es médico sino biólogo. Los que han seguido de cerca su trayectoria destacan su gran instinto político y los males que se han agravado en este organismo internacional: la burocratización, la politización, la falta de operatividad y la indiferencia hacia el sector privado, aparte de convertirse en un cementerio de elefante de altos cargos de distintos países. Ahora, su crisis se ve agravada por la salida de los EEUU, que acusa a la OMS de seguirle el juego a China con ocasión de la pandemia del Covid-19.

Algunos episodios de su biografía son de interés. Tedros inició su carrera política en Etiopía, cuando el partido marxista-leninista del Derg, dirigido por Mengistu HaileMariam y apoyado por más de 20.000 soldados cubanos y 10.000 soviéticos, causó la muerte de dos millones de personas gracias a la colectivización de la agricultura y al uso del hambre como arma de guerra contra la oposición. Entonces Tedros trabajaba en el Ministerio de Salud de ese Gobierno de Etiopía que presidió y dirigió la mayor hambruna del mundo en los años 90.

La principal oposición a Mengistu se concentraba en Eritrea y en Tigré. Curiosamente, Tedros es de Tigré y nació en Asmara, la capital de Eritrea. Eso no le impidió unirse al Derg, en parte también para combatir la malaria, de la que es uno de los mayores expertos mundiales. También hay que reseñar a su favor la extensión del sistema sanitario de su país en la década pasada, en la que ejerció el cargo de ministro de Sanidad. Ahora bien, cómo llega a los cargos que ocupa es otra cuestión.

En 1991, el Gobierno del Derg se mostró incapaz de avanzar frente a las guerrillas y entonces Tedros se marchó a Gran Bretaña a estudiar. Su pasado político le podría representar un obstáculo pero sus amigos de Tigré están ahora en el poder y en 2002 es nombrado responsable de Salud de Tigré. En tres años, logra importantes resultados en el control de enfermedades infecciosas, y de ahí llegó al cargo de ministro de Sanidad.

En 2012, Tedros es nombrado ministro de Exteriores y llega a ser uno de los políticos más dinámicos de África hasta que en 2017 se presenta a la dirección de la OMS y le apoyan todos los países africanos y China, país que ha sido ahora la piedra de la discordia con los EEUU. En resumidas cuentas, un profesional de la sanidad con brillantes éxitos en su país, dotado de un gran oportunismo político y que no ha tenido ningún escrúpulo en abrirse camino con los aliados que le han convenido en cada momento.

Deja un comentario

El email no será público.