Teresa Queipo (Clínica dental Cuevas - Queipo): “El plus que podemos aportar es el trato personal con el paciente” - El Sol Digital
Teresa Queipo (Clínica dental Cuevas – Queipo): “El plus que podemos aportar es el trato personal con el paciente”El equipo de la empresa

Teresa Queipo (Clínica dental Cuevas – Queipo): “El plus que podemos aportar es el trato personal con el paciente”

Sergio Rodríguez.- La clínica dental Cuevas-Queipo es conocida en la provincia por su dedicación y profesionalidad en los más de 30 años de trayectoria que acumula. El ámbito de la odontología avanza tanto en el cuidado profesional como en la prevención, que comienza en el hogar. La doctora Teresa Queipo, fundadora de la clínica junto a su marido Alberto Cuevas, explica la fórmula del éxito para seguir creciendo: la calidad del trato con el paciente.

¿Cómo fueron los inicios de la clínica?, son más de 30 años.

Empezamos en 1987 como una clínica de tres gabinetes y poco a poco hemos ido creciendo hasta tener esta clínica con nueve gabinetes, dos plantas y casi 50 personas en plantilla. Al principio, éramos un auxiliar y nosotros dos. Hemos crecido a base de mucho trabajo, innovación y compañerismo

¿Fue fácil tomar la decisión de abrir la clínica de manera conjunta?

Hicimos medicina y después odontología. Ha sido un planteamiento de vida y poco a poco hemos crecido apostando para que sea un lugar de calidad. Que la gente venga cómoda a la consulta del dentista no es siempre fácil.

¿Qué valor añadido tienen sus métodos de trabajo?

La innovación y la profesionalidad se saben, pues no puedes no ser profesional y estar tratando a personas. El plus que podemos aportar es el del trato personal, de ponernos en el lugar del paciente y ayudarles con la impresión que puedan tener desde que llaman por teléfono hasta que se les atiende. Aparte están también la innovación y las técnicas en las que estamos en vanguardia y muchas veces por encima de la media.

¿Por qué decidieron ser multidisciplinares en sus servicios?

Porque es el futuro. Tú puedes saber mucho de todo en general pero luego te especializas en lo que te gusta y en lo que vas a dar el máximo. Nosotros tenemos un director médico, que es Alberto Cuevas, mi marido, que va distribuyendo cada una de las parcelas de trabajo de los demás. Cada uno coge al paciente y primero se ve qué necesita en general para luego pasar por los especialistas adecuados. En trabajos que requieren de varios especialistas nos reunimos para estudiar cómo llevar a cabo el tratamiento. Hay trabajos en los que preparas pacientes que quieren una sonrisa perfecta, si esa persona requiere varias acciones como quitar y poner una pieza, por ejemplo, todo eso es un trabajo en equipo en el que cada uno hace su trabajo sin dejar de mirar al de al lado.

¿Entonces no existe una especialidad estrella de la clínica por así decirlo?

Hay un equipo estrella (risas). Tenemos reuniones trimestrales para ver qué necesidades tenemos. Hay reuniones por parcelas, globales y también tenemos mucha formación. Semanalmente o cada 15 días hacemos formaciones que están abiertas a todo el equipo. Hay una formación conjunta, hay algunas avanzadas y otras más especializadas, por supuesto también hay otras más básicas. Vamos creciendo todos juntos. Hemos crecido poniendo mucho cariño y realizando un estudio y trabajo diarios, pues no te puedes quedar atrás, tienes que ir avanzando.

¿Cómo surgió la idea de comenzar a trabajar una parcela formativa?

Surge porque lo hacemos habitualmente. Uno no termina una carrera y punto, porque todo sigue creciendo. Hay muchas asociaciones, revistas que te llegan… y le preguntas a la persona en cuestión sí puede venir a dar una charla. Surge por una inquietud que tenemos y es algo que siempre se pide. Queremos tener formación y se da a todo el mundo. Si somos muchos, alquilamos una sala de hotel.

¿Cuál ha sido la progresión en el sector desde sus inicios?

Ha progresado a años luz. En el 87 no había móviles y ahora no puedes vivir sin uno, en la profesión pasa lo mismo. Ya prácticamente no se usa la pasta que se ponía en la boca para los registros, ya todo se hace digital. Una vez cogidos esos registros son fiables y más cómodos para el paciente. Éstos te permiten la radiografía en 3D que posibilita ver la cabeza entera para saber dónde estás poniendo cada una de las piezas si las quieres mover. El progreso ha sido el mismo que en la vida cotidiana y cada vez se advierte más en la medicina y en la odontología.

¿Se llegará a un punto en el que sea muy difícil seguir avanzando?

Nunca se sabe. Siempre habrá un avance. Ahora se avanza más rápido que antes y siempre se tiene que estar al día en técnicas, materiales y otros avances. Estar al día es lo interesante y divertido porque así no te aburres.

¿Se preocupa la gente lo suficiente por su salud bucal?

Cada vez más. Ha llegado un momento en el que la prevención ha ganado mucha importancia. Hay pacientes que tienen que rehabilitar entera la boca ya sea por algún problema o una enfermedad, pues hay enfermedades que hacen que la boca tenga que estar en constante tratamiento. Otros pacientes tienen la boca muy bien y hay que mantenerla. La prevención es uno de nuestros pilares para adultos y niños. Los niños tienen que venir desde pequeños para ver que no pasa nada en el dentista y acuda a sus revisiones y aprenda a cuidar sus dientes para que no haya caries. Una de las pautas que tenía la Organización Mundial de la Salud era erradicar las caries, ya que es una de las enfermedades más prevalentes en el mundo, eso se consigue con la prevención en los niños pequeños. Hay que conseguir que aprendan a ver qué pueden causar esas caries, que no salen únicamente por no lavarse los dientes, porque hay más cosas, hay una genética, una alimentación, higiene. enfermedades generales… Nosotros siempre nos hemos preocupado mucho por eso, independientemente de las técnicas, que también han avanzado mucho. Tenemos test de saliva que te ayudan a saber que gérmenes hay en tu boca, pues tenemos la boca llena de gérmenes, algunos buenos. Si hacemos ciertas cosas como beber más agua, cambiar el ph de la boca o no comer ciertos alimentos podemos conseguir que no se formen esas caries.

Queipo
Espacio infantil en la clínica

¿Cómo se puede concienciar a las personas para que el cuidado realizado en casa sea mejor?

Hay muchos tipos de pacientes. Hay algunos que vienen entregados y quieren prevención y lo mejor para su boca. Otros no han tenido nunca confianza en el dentista y hay que mostrarles que esto no es un trauma ni duele. Hay que esforzarse en la calidad del trato al paciente para que parezca que le estás invitando al salón de tu casa. Hay excepciones, pero en la mayoría de los casos lo conseguimos.

¿Qué consejos daría para ese cuidado?

Lo primero es la salud general, porque muchas enfermedades están relacionadas con la boca. A partir de ahí, pues ayudarles a tener una alimentación sana. una higiene cuidada, que eviten fumar por supuesto, ya que el tabaco influye mucho en las encías y el agarre de los dientes. Las revisiones también son importantes, hay quien la necesita cada seis meses y quien la requiere anual. Se mira al paciente todo lo necesario y, posteriormente, se le dan unas pautas de cuidado y limpieza.

Deja un comentario

El email no será público.