Tour10, mayorista de viajes, afianza un año más su posición entre las 50 mejores pymes de España - El Sol Digital
Tour10, mayorista de viajes, afianza un año más su posición entre las 50 mejores pymes de EspañaInterior de las oficinas de Torremolinos

Tour10, mayorista de viajes, afianza un año más su posición entre las 50 mejores pymes de España

Cristina Herrera.- Tour10 Travel se ha convertido en menos de 15 años en una de las pymes que más han despuntado no solo en Málaga sino a nivel nacional. Esta empresa mayorista de viajes ha sabido captar la esencia turística de la Costa del Sol y manejarla en el siglo XXI sumándose en el mejor momento a la revolución digital. Fran Serón, CEO de Tour10, nos cuenta el secreto del éxito y aporta su enfoque desde su posición empresarial en el sector turístico.

-Les han otorgado recientemente el sello oficial CEPYME 500 ¿Cómo han conseguido estar entre las 500 empresas con mayor crecimiento el último año?

CEPYME es una organización que anualmente señala cuales son las pymes que más han crecido en España. Nosotros el último año hemos conseguido colocarnos entre los 40 – 45 primeros.

¿Cómo se consigue estar entre los primeros y encima pertenecer al sector turístico que se está incluso viendo afectado por el alquiler vacacional?

Eso sería responder a cuál es el secreto de éxito, y yo siempre digo que es trabajo, dedicación, esfuerzo y constancia, no hay más. Y hacer esto con mucha pasión. Tour10 ha sido una constante de 15 años, arriesgándonos y comprometiéndonos en muchas ocasiones, tratando muy bien al personal y apostando por la tecnología. La tecnología a fecha de hoy ya no es una ventaja en la empresa, sino que es una necesidad, el que la tiene sobrevive y el que no acaba desapareciendo. Es un elemento que se ha convertido en excluyente.

¿Apostó Tour10 desde el principio por lo digital o lo habéis ido incorporando paulatinamente?

En 2004 se creó Tour10, por esas fechas empezó a arrancar lo que era la famosa venta online, lo que pasa es que nosotros no teníamos esa venta a cliente final sino a otras empresas. Por esa época, la empresa que tenía esa venta online era una privilegiada, pero esto actualmente ha cambiado y ahora ya no es cuestión de privilegio sino de necesidad, hasta el punto de que tenemos nuestro propio departamento informático con diez técnicos que están en constante desarrollo a nivel de software, base de datos, sistemas…

¿Qué es lo que ofrece Tour10 para que el cliente los elija y no se vaya a la competencia?

Nosotros lo que vendemos realmente son estancias hoteleras, por lo que es difícil. La venta de estancia hotelera no se diferencia de cualquier otra que pueda vender un mayorista, pero nuestra tecnología es mucho más fina que otras y nuestro servicio es mucho mejor que otros. Intentamos diferenciarnos con nuestros competidores en el servicio que ofrecemos a nuestros clientes, tenemos un trato mucho más especializado y personal y eso es muy importante.

¿Qué tipo de colaboraciones o convenios tienen con las diferentes empresas?

Nosotros vendemos a profesionales, a agencias de viajes, por lo que no llegamos al cliente final. Nuestro negocio se divide en dos grandes bloques, el apartado de compra donde cerramos acuerdos con grandes cadenas hoteleras nacionales e internacionales, tenemos un porfolio de 177.000 hoteles distribuidos en 160 países por todo el mundo, y por otro lado está la parte de la venta. Llegamos a distribuidores y proveedores, a las agencias de viajes de este país a través de sus grupos de gestión, incluidos los grandes grupos verticales como puede ser, por ejemplo, El Corte Inglés.

Centrándonos en la Costa del Sol, ¿Qué destaca de Málaga como destino turístico ahora que el turista está cambiando?

El clima es indiscutible. El microclima que tiene la Costa del Sol es muy especial, esto no se encuentra en ninguna zona de España. No tenemos las mejores playas, eso es evidente, pero nosotros tenemos más turismo porque nuestro clima en invierno es mucho más suave que en la zona del Atlántico y tenemos mejor infraestructura por lo que nos diferenciamos del resto. Hay que tener en cuenta que tenemos el tercer aeropuerto de España con mayor volumen de pasajeros detrás de Madrid y Barcelona, pero no nos ganan porque atraigan más turistas que nosotros sino porque son aeropuertos de conexión. Yo diría realmente que somos los primeros porque el matiz importante está en que Málaga recibe más pasajeros. Lo que más nos diferencia en la Costa del Sol son las infraestructuras, la gastronomía de Málaga y el microclima, estos serían los tres factores determinantes. Estos últimos años la hotelería ha hecho un refuerzo importante en lo que es renovación ya que se habían quedado obsoletos. Los servicios que se dan en la Costa del Sol son fantásticos pero nuestra planta hotelera tiene que mejorar.

¿Cree que la sostenibilidad se está introduciendo en el sector turístico?

No, categóricamente no. Se habla mucho de la sostenibilidad, igual que se habla mucho de la turismofobia. Se habla de la sostenibilidad en el sector por la necesidad, porque actualmente está habiendo un boom turístico tan importante, que todas las zonas del planeta están soportando un flujo mayor del que realmente pueden aguantar, esto está haciendo que ciudades como Venecia esté perdiendo su población y se estén convirtiendo en “ciudades museo”. El tema de la sostenibilidad es muy complicado, estamos viviendo un boom turístico mundial, todo el mundo viaja todo lo que puede. Se nos olvida que el viajar hace apenas 20 años era solo para unos privilegiados, y a fecha de hoy es prioritario.

¿Estamos hablando que está relacionada la sostenibilidad con la gentrificación?

Lo estamos viendo en la propia Málaga. No es asumible que pueda convivir una población con la parte correspondiente de la hostelería ni del turismo. Para poder vivir en Málaga o tienes tu edificio muy bien acondicionado (que no solo tu piso), para que realmente te puedas evadir de lo que realmente está pasando en tu ciudad. Es complicado soportar lo que se soporta, Málaga también tiene un límite y una capacidad.

¿Cree que se debería de regular el tema del alquiler vacacional?

Indiscutiblemente, se debería de regular. Ahora surgen plataformas que existen gracias al boom turístico centrados en el alquiler vacacional y esto está generando una bolsa de economía sumergida, porque no todos los apartamentos se declaran, no todas las plataformas son transparentes, eso en primer lugar, en segundo lugar porque esto está creando un turismo de baja calidad y en tercer lugar porque estás creando un factor de negocio a costa de personas que lo están sufriendo directamente, que son los vecinos del edificio donde se sitúe el alquiler vacacional. Y esto, desgraciadamente, se vuelve imposible para Andalucía, por ejemplo, en Mallorca acaban de prohibir los alquileres turísticos, no los han regulado, sino que los han prohibido. Es más, hemos llegado a un punto que se nos está yendo de las manos esta situación por lo que no es que esté de acuerdo con la regulación, es que es necesaria la regulación.

¿Estamos sumergidos en una burbuja del alquiler turístico?

Sin lugar a duda. Ahora mismo, en Málaga hay más camas de las que puede soportar. En el momento en el que haya un cambio en el sector turístico van a sobrar camas y el precio bajará bastante por lo que volveremos a ser más competitivos, aunque a lo mejor no sea lo suficientemente rentable.

Hace unos días han aprobado el proyecto del Hotel Catarí en el dique del Puerto de Málaga, ¿qué opina sobre este futuro rascacielos?

No opino sobre el hotel como tal, bienvenido sea que tengamos un hotel de estas características en Málaga. Lo que opino es que Málaga se quiere parecer cada vez más a Barcelona y yo creo que Málaga tiene suficiente identidad como para ser Málaga y no una copia de otra ciudad. Málaga desde hace cinco años se está viendo que quiere parecerse a Barcelona en todos los sentidos. Barcelona tiene más arquitectura que Málaga, pero en Málaga se vive mejor y al turismo le llama más la atención y más aún bajo la crisis catalana en la que están sumergida Barcelona que está afectando enormemente al turismo. Lo que es el proyecto del Hotel Catarí me parece un proyecto maravilloso que va a beneficiar a Málaga y la ubicación es fantástica, pero no creo que fuese necesario copiar la filosofía de Barcelona sino encontrar una identidad propia.

¿La bajada del turismo en Cataluña puede beneficiar al resto de España porque el turista cambie destino dentro del país?

No, eso no es bueno para nadie, ni para el resto de España ni para Cataluña en particular. Lo que no entiendo es como no se dan cuenta de que tienen que salir del bucle en el que están inmersos porque no confluye con la economía ni con el turismo. No lo ven, pero esta inestabilidad la van a estar pagando durante décadas.

Deja un comentario

El email no será público.