Tranquilidad, ¿hasta cuándo? Feliciano Macías. Asesor de inversiones Renta 4 Málaga - El Sol Digital
Tranquilidad, ¿hasta cuándo? Feliciano Macías. Asesor de inversiones Renta 4 Málaga

Tranquilidad, ¿hasta cuándo? Feliciano Macías. Asesor de inversiones Renta 4 Málaga

Tras un inicio de semana con leves subidas en renta variable, el comienzo de la temporada de resultados en EEUU y la ausencia de avances en las negociaciones entre EEUU y China llevaban a los índices a caer muy moderadamente. El aumento de probabilidad hasta el 44% de que la Fed baje los tipos 50 pb el próximo día 31 en lugar de 25 también fue un apoyo para unos inversores deseosos de que los bancos centrales sigan inyectando estímulos.

En EEUU hemos visto que los resultados presentados hasta ahora han batido en líneas generales las estimaciones, mientras que apenas se han conocido revisiones a la baja para los próximos trimestres. No obstante, notamos que los inversores están realizando una lectura exigente y aprovechan para tomar beneficios tras el nivel tan alto de los índices. En el caso de Europa, de momento, el número de empresas que ha publicado es muy inferior, si bien ya hemos visto que algunas de ellas han revisado a la baja sus previsiones.

Por otro lado, las noticias sobre las negociaciones comerciales entre EEUU y China también decepcionaron y aún no se ha confirmado si finalmente los máximos responsables del comercio de ambos países se reunirán la semana entrante. Esta semana Trump mostraba su disconformidad con que China no esté comprando las grandes cantidades de productos agrícolas comprometidos en el pasado G20, mientras que los dirigentes chinos tampoco perciben que se hayan producido cambios en cuanto a las sanciones a Huawei. De momento, por tanto, las negociaciones están estancadas, sin ofrecer visibilidad sobre un acuerdo.

De cara a la próxima semana, recomendamos cautela una vez que los inversores podrían aprovechar la publicación de resultados para seguir tomando beneficios tras un comportamiento de los mercados en la primera mitad del año muy positivo tanto para la renta variable (EEUU en máximos históricos y Europa en máximos del año), como para la renta fija, con las TIRes soberanas acercándose a sus mínimos históricos, unos niveles que nos parecen muy extremos. Además, si el BCE no baja tipos o no aprueba estímulos adicionales, los mercados podrían reaccionar a la baja.

En Reino Unido, se espera que Boris Johnson sea elegido líder del Partido Conservador el martes y por tanto primer ministro. Por otro lado, el Parlamento ha aprobado una enmienda para dificultar una salida sin acuerdo, presionando al próximo primer ministro a negociar una salida consensuada. Por nuestra parte, en España estaremos pendientes de la investidura de Pedro Sánchez, siendo la primera votación el martes 23. En caso de que no lograra mayoría absoluta, algo bastante probable a la luz de las negociaciones, la votación se repetiría el jueves 25, siendo necesarios más votos a favor que en contra.

Seguimos viendo que persiste por tanto el riesgo de deterioro del ciclo. Los datos adelantados siguen mostrando debilidad, especialmente en el sector manufacturero, que sufre por las tensiones comerciales. El riesgo está en que esta desaceleración acabe trasladándose al sector servicios, que hasta ahora se ha mantenido relativamente sólido.

Será muy importante ver qué decisiones toma el BCE el jueves. Es probable que siente las bases para nuevos estímulos monetarios en la primera reunión después del verano, el 12-septiembre, ante una desaceleración más intensa y duradera de lo previsto con riesgos persistentes a la baja (proteccionismo, Brexit duro, Italia) a lo que se suma el riesgo de desanclaje de expectativas de inflación. Las probabilidades de una bajada de 10 pb en el tipo de depósito hasta -0,5% han aumentado en la última semana de casi el 30% al 52% y de una posible reanudación del QE, para lo cual sería necesario eliminar los límites a las compras de deuda establecidos en el plan anterior. Por otra parte, y en relación a la sustitución de Draghi por Lagarde al frente del BCE desde nov-19, es previsible que mantenga el sesgo acomodaticio de Draghi y que siga poniendo en práctica el lema del “whatever it takes” para mantener la integridad del euro y alcanzar su objetivo de inflación del 2%.

FARMA QUÍMICA SUR

Deja un comentario

El email no será público.