¿Un explotador de una vivienda turística debe ser trabajador autónomo? Álvaro Graciani. Abogado - El Sol Digital
¿Un explotador de una vivienda turística debe ser trabajador autónomo? Álvaro Graciani. Abogado

¿Un explotador de una vivienda turística debe ser trabajador autónomo? Álvaro Graciani. Abogado

Con bastante frecuencia, surge la duda de si el propietario explotador de una vivienda turística debe considerarse o no un trabajador autónomo. Para poder responder a esta pregunta, primero tenemos que examinar qué nos dice la Ley General de la Seguridad Social sobre este aspecto. En su artículo 305.1 puede leerse lo siguiente: Estarán obligatoriamente incluidas en el campo de aplicación del Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos las personas físicas mayores de dieciocho años que realicen de forma habitual, personal, directa, por cuenta propia y fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona, una actividad económica o profesional a título lucrativo, den o no ocupación a trabajadores por cuenta ajena.

De lo anterior podemos observar que es una conditio sine qua non realizar de forma habitual, personal y directa, una actividad económica o profesional a título lucrativo. Y es justamente en este punto donde puede surgir la controversia, ya que tenemos que buscar una definición para actividad económica o profesional, ya que en la Ley General de la Seguridad Social no encontramos ninguna.

El diccionario del español jurídico define” actividad económica o profesional” de la siguiente manera: Ordenación por cuenta propia de los medios de producción y de recursos humanos, o de uno de ambos, con la finalidad de intervenir en la producción o distribución de bienes o servicios, comprendiendo tanto las actividades profesionales como empresariales. El diccionario refiere esa definición a la Ley del IRPF, la cual, en su artículo 27.1 establece que se considerarán rendimientos íntegros de actividades económicas aquellos que, procediendo del trabajo personal y del capital conjuntamente, o de uno solo de estos factores, supongan por parte del contribuyente la ordenación por cuenta propia de medios de producción y de recursos humanos o de uno de ambos, con la finalidad de intervenir en la producción o distribución de bienes o servicios.

Todo lo anterior nos podría llevar a pensar que un propietario explotador de una vivienda turística realiza una actividad económica y que por ende ha de constituirse como trabajador autónomo, pero la misma Ley de IRPF en su artículo 27.2 realiza un pequeño inciso, según el cual a efectos de lo dispuesto en el apartado anterior, se entenderá que el arrendamiento de inmuebles se realiza como actividad económica, únicamente cuando para la ordenación de ésta se utilice, al menos, una persona empleada con contrato laboral y a jornada completa.

Esto hace que si el titular explotador de una vivienda turística no tiene a una persona empleada con contrato laboral y a jornada completa, no realiza una actividad económica, y dado que realizar una actividad económica es un requisito indispensable para estar incluido en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, tampoco deberá incluirse en este régimen.

Situación diferente sería aquella en que el titular y explotador presta servicios complementarios de la industria hotelera junto con la vivienda turística, en cuyo caso su actividad, desde un punto de vista tributario, ya no sería el arrendamiento de viviendas sino la gestión de un alojamiento turístico extrahotelero, considerado en todo momento una actividad económica.

Deja un comentario

El email no será público.