Un inesperado gran 2019. Feliciano Macías. Asesor de inversiones Renta 4 Málaga - El Sol Digital
Un inesperado gran 2019. Feliciano Macías. Asesor de inversiones Renta 4 Málaga

Un inesperado gran 2019. Feliciano Macías. Asesor de inversiones Renta 4 Málaga

Acabando el año 2019 recapitulamos la evolución de los mercados financieros, y podemos concluir que ha sido un año sorprendentemente positivo para la renta variable global teniendo en cuenta las incertidumbres que encarábamos al inicio del año y la negativa evolución del ciclo económico. Los índices americanos acaban el año marcando máximos históricos, S&P 500 en divisa local +29% y Nasdaq +39%, con los índices europeos siguiendo su estela y cerrando en máximos anuales, Eurosotxx +26%, Ibex +13%, DAX +26%, Cac +28%, FTSE 100 +13%, MIB +30%. Por su parte los mercados emergentes avanzan +16% en dólares.

Tras la importante corrección sufrida por las bolsas durante el último trimestre de 2018, el rally de Navidad del año pasado continuó hasta el mes de mayo, cuando la escalada en la guerra comercial sembró las dudas en los mercados y provocó correcciones cercanas al 5%, movimiento que se repitió con mayor virulencia en agosto agravado por las dudas sobre el apoyo de los bancos centrales que, finalmente, se probaron infundadas al recuperar la política monetaria su tono fuertemente acomodaticio, impulsando la renta variable a nivel global junto con el optimismo de los inversores acerca de la solución negociada al conflicto comercial. En la última parte del año 2019 también ha tenido un efecto positivo un Brexit con acuerdo.

Las razones del buen comportamiento de las bolsas en 2019, que contrasta fuertemente con el hecho de que haya sido el peor año de la última década (desde la Gran Crisis Financiera) en términos de crecimiento económico, cabe buscarlas en el radical giro de los bancos centrales ante el fuerte deterioro del ciclo global. La realidad de las políticas monetarias de los principales bancos centrales en 2019 ha sido diametralmente opuesta a las expectativas existentes hace tan sólo un año, en la medida en que han tenido que cambiar la gradual normalización prevista por la aplicación de nuevos estímulos monetarios para contrarrestar esa desaceleración económica más intensa de la esperada. Así, si al inicio de 2019 se esperaba que la Fed subiese tipos en 3 ocasiones y la situación económica le ha obligado finalmente a practicar tres bajadas de tipos preventivas durante el año y a revertir gran parte de la reducción de balance previa.

Por su parte, el BCE ha pasado de pensar en mantener los tipos estables con la intención de empezar a subirlos a finales de 2019, a verse obligado a una reducción adicional del tipo de depósito y a establecer un forward guidance sin límite temporal y vinculado a que la inflación alcance el 2% (lo que lleva a no esperar subidas de tipos hasta más allá de 2021), a la vez que no ha tenido más remedio que reanudar su QE (20.000 mln eur/mes) a partir de nov-19 y sin fecha de finalización salvo la impuesta por los propios límites en la compra de deuda adicional. Precisamente, ese es el contexto en el que nos encontramos a principios de 2020

De cara a 2020, nuestra estrategia se basa en una estabilización del ciclo, no recesión (mejora del crecimiento en 2020, pero muy por debajo del potencial, y bajo hipótesis de avances en resolución de guerra comercial). En esta estabilización económica, seguiremos contando con el apoyo de bancos centrales (el moderado crecimiento y una contenida inflación permiten tipos neutrales más bajos y continuidad en la inyección de liquidez, propiciando unas favorables condiciones financieras) y una tímida contribución de política fiscal. En este escenario, mantenemos una clara preferencia por la Renta Variable frente a la Renta Fija. Por zonas geográficas, observamos valoraciones exigentes en la bolsa americana (neutral) y más atractivas en Europa (Sobreponderar).

En España (neutral), nuestro objetivo de Ibex objetivo está en 10.200 ptos. Como apoyos: ciclo, valoraciones inferiores a media de largo plazo (parcialmente justificadas por de-rating sector bancario), BCE seguirá apoyando. Entre los principales riesgos: situación Latinoamérica, incertidumbre política en Europa (Brexit, Italia, España), proteccionismo.

FARMA QUÍMICA SUR

Deja un comentario

El email no será público.