Un test clínico promete determinar, con exactitud, el riesgo cardiovascular - El Sol Digital

Un test clínico promete determinar, con exactitud, el riesgo cardiovascular

Hasta el momento, en los laboratorios clínicos sólo se miden parámetros lipídicos muy específicos (los niveles séricos de colesterol y de triglicéridos) para determinar el riesgo cardiovascular de un paciente. Gracias a una nueva metodología, basada en el uso de la resonancia magnética, es posible determinarlo en pocos minutos y con mayor exactitud.

Esta nueva metodología, llamada liposcale test, permite conocer la estructura de las lipoproteínas, dato fundamental para poder evaluar el riesgo real de un paciente de sufrir un episodio u accidente cardiovascular. Cerca del 50 por ciento de pacientes que sufren una enfermedad cardiovascular registra niveles de colesterol normales; por eso, los últimos estudios apuntan a que, en la evaluación del riesgo cardiovascular, es recomendable determinar el tamaño y concentración de partículas de lipoproteínas LDL, más allá de su carga lipídica.

Por el momento, esta tecnología no se ha implantado en los servicios sanitarios y se encuentra en la fase final de experimentación, por lo que solo se ha utilizado en estudios de investigación. Además, los especialistas indican que puede suponer un importante ahorro de gastos sanitarios, pues su uso ayudaría a adecuar el tratamiento farmacológico y, de esta forma, prevenir complicaciones sanitarias en determinados colectivos. Hay que tener en cuenta que la enfermedad cardiovascular sigue situándose como la primera causa de muerte en España, representando el 29,4 por ciento del total de fallecimientos, lo que la sitúa por encima del cáncer (26,4 por ciento) y de las enfermedades del sistema respiratorio (12,3 por ciento) según datos recopilados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De todo ello se habló en la ponencia Aplicaciones de la resonancia magnética nuclear a la caracterización de lipoproteínas en diabetes, que tuvo lugar en el marco de la décimo primera edición del Congreso Nacional del Laboratorio Clínico que se celebró –del 15 al 17 de noviembre- en Málaga y que fue defendida por la doctora María Rosa Bernal, ponente de esta conferencia e investigadora del Instituto Biomédico de Málaga (IBIMA).

Deja un comentario

El email no será público.