Una cita con el transporte sostenible y los combustibles alternativos al petróleo - El Sol Digital
Una cita con el transporte sostenible y los combustibles alternativos al petróleo

Una cita con el transporte sostenible y los combustibles alternativos al petróleo

Maite Díaz Torres

En el pasado mayo se celebró el Foro de Movilidad Alternativa y Seguridad Vial de Málaga en el que se habló sobre el transporte sostenible y los retos que este sector tiene para el futuro. En este encuentro, promovido por el Colegio Oficial de Gestores Administrativos de Málaga en colaboración con la Dirección General de Tráfico, participaron expertos en el ámbito de la movilidad sostenible que compartieron sus conocimientos sobre las novedades en este ámbito. Durante el evento se hizo un recorrido por las características, ventajas y desventajas de los diferentes tipos de carburantes alternativos, se mostró la situación actual de los mismos y se plantearon los retos de futuro para este sector.

Entre los temas tratados, destacó el reconocimiento a la apuesta definida que se ha hecho en Málaga por el coche eléctrico durante los últimos cuatro años, a través del proyecto ZEM2ALL. El Ayuntamiento de Málaga ha promovido este proyecto de movilidad eléctrica en un entorno urbano desplegando una flota de más de 200 vehículos eléctricos, 220 puntos de recarga convencional y 23 puntos de carga rápida. Una vez finalizado, un 85 por ciento de los participantes ha decidido quedarse con el vehículo y un 91 por ciento piensa que ha ahorrado dinero todos los meses con su uso.

Jaime Briales, quien fue director de la Agencia Municipal de Energía del Ayuntamiento de Málaga y promotor del proyecto de movilidad eléctrica en un entorno urbano, aseguró durante su intervención en el citado foro que Málaga “pretende ser ejemplar y tener negocio de futuro en Europa enseñando a los demás cómo se diseñan ciudades sostenibles”. Aunque Briales se mostró optimista acerca del futuro del transporte eléctrico, ya que “prácticamente el cien por cien de las personas que conducen un vehículo eléctrico lo hacen toda su vida”, admitió que el tiempo necesario para la adaptación al coche eléctrico es mayor que con los combustibles alternativos como el autogás o el hidrógeno porque “es necesario acostumbrarse a conducir con una serie de parámetros particulares”.

Por su parte, Joaquín Chacón, managing director en Albufera Managing Storage aseguró que desde 2009 se trabaja para conseguir baterías de almacenaje para los vehículos eléctricos que puedan almacenar la cantidad de energía suficiente en un volumen pequeño y con poco peso para poder lograr vehículos que alcancen los 1.000 km de autonomía con normalidad. Estos vehículos, explicó, “no estarán disponibles en términos comerciales antes del 2020”, aunque en 2018 se comenzarán a sacar vehículos especiales con mayor autonomía.

El gas licuado como combustible alternativo
Durante el Foro de Movilidad Alternativa y Seguridad Vial de Málaga se habló también sobre el autogás, uno de los combustibles alternativos al petróleo contemplados por la normativa comunitaria. Jose Luis Blanco, director general de la Asociación Española de Operadores de Gases Licuados del Petróleo hizo un llamamiento a la necesidad de “bajar la contaminación” y aseguró que el autogás “es una opción alternativa al petróleo más y es mucho más limpia, ya que se utiliza un combustible gas”.

Aunque actualmente hay 500 estaciones en España que ofrecen este combustible alternativo, el autogás “no consigue llegar a despegar” en nuestro país. El director aseguró que hay una apuesta definida por el coche eléctrico, pero el resto de combustibles alternativos, que son el hidrógeno, GLP y GNL, no están recibiendo el mismo trato. Blanco afirmó que es necesaria “una apuesta de las administraciones fuerte, determinada y sin ambigüedades por todos los combustibles alternativos”.

Deja un comentario

El email no será público.