Unicaja Banco publica el informe ‘Análisis Económico-Financiero de la Empresa Andaluza 2018’ - El Sol Digital
Unicaja Banco publica el informe ‘Análisis Económico-Financiero de la Empresa Andaluza 2018’Presentación el informe por José Manuel Domínguez, en el centro de la mesa

Unicaja Banco publica el informe ‘Análisis Económico-Financiero de la Empresa Andaluza 2018’

Unicaja Banco ha publicado el informe ‘Análisis Económico-Financiero de la Empresa Andaluza 2018’, que ha sido realizado por Analistas Económicos de Andalucía (sociedad de estudios del Grupo Unicaja Banco). La publicación recoge la dinámica empresarial de la Comunidad, una revisión del contexto económico y un estudio del comportamiento de dichas entidades. También identifica las denominadas Referencias Empresariales, en función de su capacidad para generar recursos, incrementar ventas y obtener rentabilidad.

La elaboración y la publicación de este informe se enmarcan dentro de la política de apoyo de Unicaja Banco al sector empresarial y al fomento de la actividad emprendedora, y se basa en un detallado y pormenorizado análisis de las cuentas anuales presentadas por más de 75.000 empresas en los registros mercantiles de Andalucía correspondientes al ejercicio 2016, último del que se dispone de información para la totalidad de las sociedades que conforman la muestra. En esta edición se incluye un avance de los resultados de la empresa andaluza en 2017.

La publicación del informe está acompañada del desarrollo y mantenimiento de un entorno web (cba.analistaseconomicos.com), en el que se puede consultar el trabajo referido y la información económico-financiera sobre la que se sustenta el análisis.

El informe presenta la siguiente estructura: tras el apartado introductorio y la síntesis de los principales resultados, se efectúa una revisión del contexto económico en el que las empresas andaluzas han desarrollado su actividad, profundizando, posteriormente, en su caracterización demográfica (atendiendo a la naturaleza de su actividad, su tamaño y su localización geográfica) y en su evolución durante los últimos años.

En un segundo bloque se analizan las sociedades que, por su comportamiento económico y financiero, han sido catalogadas como Referencias Empresariales, en virtud de tres criterios de clasificación: capacidad para generar recursos (a las que se denominan líderes), incrementar las ventas (gacelas) y obtener rentabilidad elevada (de alta rentabilidad).

Seguidamente, se presta atención a la trayectoria económico-financiera de la empresa andaluza durante el período 2014-2016, siendo el último ejercicio del núcleo de la información analizada. Este análisis se completa con un avance del ejercicio 2017. Por último, se incorpora, como anexo, un ‘Diccionario de términos económico-financieros’, al objeto de facilitar la comprensión e interpretación del documento y aclarar los conceptos básicos empleados.

A continuación, se muestran los principales resultados obtenidos:

Dinámica demográfica empresarial

En 2017 la economía andaluza continuó con la senda expansiva de crecimiento económico iniciada en el segundo semestre de 2013, registrando incrementos de la producción de en torno al 3%.

En este contexto, al cierre del ejercicio, desarrollaban su actividad en Andalucía 501.745 empresas, 13.419 más que en el ejercicio anterior, un 2,5% más en términos relativos.

Atendiendo a la densidad empresarial, en Andalucía se localizan 59,9 empresas por cada 1.000 habitantes, lo que supone un incremento de 1,6% más que en el ejercicio anterior.

 

En relación con el tamaño, las empresas sin asalariados aumentaron un 2,8%; las de uno a nueve trabajadores, un 1,8%, mientras que las de 10 a 99 empleados y de más de 100 crecieron a mayor ritmo, a una tasa del 4,7% y un 9,3%, respectivamente.

Por sector de actividad, los servicios no comerciales concentran el 57% del total de empresas; los comerciales, el 27%; la construcción, el 10,5%, y la industria, el 5,5%. En cuanto al ejercicio precedente, las empresas de servicios crecieron un 3,4%, y las de construcción, un 0,8%.

Desde una perspectiva territorial, la provincia de Málaga cuenta con 119.512 empresas (23,8% del total regional); Sevilla, con 115.932 (23,1%); Cádiz, con 60.169 (12,1%); Granada, con 58.436 (11,6%); Córdoba, con 47.101 (9,4%); Almería, con 42.329 (8,4%); Jaén, con 33.842 (6,7%), y Huelva, con 24.424 (4,9%). Únicamente, la provincia malagueña, con una densidad empresarial de 73,5, supera la media nacional (70,5).

En el sector de la economía social, el número de entidades de esta naturaleza operando en la Comunidad en 2017 se eleva a 6.008, de las que el 66,1% son cooperativas, y el 33,9% restante, sociedades laborales. Andalucía es la región española donde se concentra un mayor porcentaje de este tipo de empresas, con un 19,9% del total nacional, seguida de Cataluña (17,2%) y la Comunidad Valenciana (10,6%). Las provincias con una mayor participación relativa en la región andaluza son las de Sevilla (21,1%), Málaga (17,4%), Jaén (12,0%) y Córdoba (11,9%).

En lo que respecta a la creación de sociedades mercantiles, en el conjunto de 2017 se constituyeron en Andalucía 15.380, lo que representa el 16,3% del total nacional. Por otro lado, se disolvieron 3.484 (16,2% del conjunto de España), de las que el 12,1% resultaron de operaciones de fusión.

Referencias Empresariales

Con datos relativos al período 2013-2016 se han identificado 5.714 sociedades en Andalucía que cumplen al menos uno de los tres criterios de excelencia considerados: 2.051 son catalogadas como líderes (2,32% de la muestra disponible), 2.021 como gacelas (3,14%) y 1.642 como de alta rentabilidad (2,31%). Las exigentes condiciones impuestas se traducen en que sólo 23 empresas forman parte simultáneamente de estos tres grupos.

Atendiendo a su dimensión, las medianas presentan un mayor peso relativo en las catalogadas como líderes (45,1% del total), por encima de la distribución media que refleja la muestra representativa, destacando las microempresas en las gacelas (68,6%) y en las de alta rentabilidad (87,5%).

En cuanto a la distribución sectorial, resulta relevante la preponderancia de las empresas agrícolas e industriales entre las líderes; las comerciales, entre las gacelas, y las de servicios, entre las de alta rentabilidad.

Desde una óptica territorial, se constata que la provincia de Sevilla cuenta con la mayor concentración de empresas de referencia de la Comunidad (27,2% del total), siendo su participación en las líderes del 29,8%, y en las gacelas, del 25,5%, mientras que, en la categoría de alta rentabilidad, es Málaga la que tiene una mayor participación relativa (30,3%).

En relación con el tamaño poblacional, el 38,8% del total de las empresas de referencia se localiza en las capitales de provincia. Diferenciando por tipologías, en estas últimas el peso relativo mayoritario se refiere a las líderes (42,1%) y a las de alta rentabilidad (41,3%), mientras que las gacelas se localizan en mayor proporción en los municipios con menos de 50.000 habitantes (43,8%).

Análisis económico-financiero de 2016 y avance de 2017

En 2016 las ventas (cifra de negocios) de las empresas andaluzas se incrementaron en un 5,8% (2,7% en el total nacional), crecimiento que se ha intensificado en 2017, alcanzando tasas de en torno al 11%. Atendiendo al tamaño medio, en 2016 las empresas medianas registraron un aumento superior al del conjunto regional (8,0%). Desde la perspectiva sectorial, el mayor incremento se ha producido en el comercio (8,1%). Por provincias, la subida de las empresas de Jaén (10,7%), Málaga (10,3%) y Almería (7,5%) destaca por encima de la media andaluza.

En cuanto al resultado del ejercicio, en Andalucía representa el 3,1% de la cifra de negocios, 0,9 puntos porcentuales (p.p.) más que el ejercicio anterior, mientras que en 2017 alcanza el 4,7%. El 63,8% de las sociedades radicadas en la región obtuvieron resultados positivos en 2016.

Por otro lado, en 2016 la inversión aumentó un 2,9%, sustentado en un crecimiento de la inversión corriente (4,9%). En 2017 las previsiones apuntan a un aumento de en torno al 5%.

En lo que respecta a su estructura financiera, los recursos propios se incrementaron un 6,9%, mientras que, en los recursos ajenos, el crecimiento de los pasivos a corto plazo, del 2,7%, se ha visto acompañado de una reducción del 2,6% de los pasivos no corrientes. Atendiendo a su origen, los pasivos contraídos con entidades de crédito representan el 19,3% del endeudamiento, 0,9 p.p. menos que el ejercicio anterior.

Respecto al rendimiento de la actividad empresarial, se ha producido una mejora tanto de la rentabilidad económica como de la financiera, hasta situarse en el 3,4% y el 5,1%, respectivamente. Con relación a la primera, destacan los niveles alcanzados por las microempresas (4,1%) y la mediana empresa (4,0%), así como en los sectores industrial (5,7%) y comercial (4,7%).

Deja un comentario

El email no será público.