Y llegó la semana de los tipos y la Fed

Y llegó la semana de los tipos y la Fed

Feliciano Macías Bermejo, director de Renta 4 en Málaga

Como anunciamos en el titular, esta es la semana tan esperada y que se ha ido retrasando por China, atentados y otros motivos, pues muy probablemente la Reserva Federal subirá el precio del dinero después de muchos años.

Repasando la semana pasada, hubo escasas referencias macro y destacó la confirmación de que el PIB del tercer trimestre de la Eurozona ha mantenido el ritmo de crecimiento del anterior y una mayor debilidad de lo previsto de la producción industrial de octubre en Alemania y Francia. De EEUU, la encuesta a los consumidores de la Universidad de Michigan preliminar de diciembre incumplió levemente con las previsiones aunque avanzó frente a noviembre. Mientras que de China conocimos la balanza comercial de noviembre, cuyo superávit se redujo hasta 54.100 millones de dólares con las exportaciones cayendo más de lo esperado y por quinto mes consecutivo, dando señales de la pérdida de competitividad. Finalmente, en Japón, el PIB del tercer trimestre creció el +0,3 por ciento lo que supone no entrar en recesión técnica con un amplio margen gracias a la revisión al alza de la inversión privada y los componentes de inventarios, que ha permitido compensar el impacto de la revisión a la baja del consumo privado y la inversión pública.

En cuanto a los mercados, los índices de renta variable continuaron con las bajadas de la anterior semana tras la “decepción” de la reunión del BCE del jueves día 3, cerrando en mínimos de la semana y sin haber dado síntomas de recuperación. De igual forma, el Euro se ha mantenido en torno a los niveles de finales de la semana anterior y las rentabilidades de deuda soberana corrigieron parte de la fuerte subida sufrida la semana anterior, tras las palabras de Draghi el viernes intentando tranquilizar a los inversores al afirmar que seguirá aplicando los estímulos monetarios necesarios.

La caída de los precios del crudo, con la referencia del Brent perdiendo los 40 USD/barril por primera vez desde inicios de 2009 (el peor momento de la crisis), y del resto de materias primas y la ausencia de catalizadores han provocado que se mantenga la tendencia a la baja de las bolsas a la espera de que la Fed “confirme” la primera subida de tipos desde el 29 de junio de 2006. Los descensos han sido generalizados, si bien el mayor impacto se ha visto en sectores cíclicos y financieras.

En España, el Ibex acumula 9 sesiones consecutivas a la baja y cerró en mínimos de la semana. Inditex cotizó con bastante volatilidad tras publicar unos resultados del tercer trimestre que cumplían e incluso superaban levemente previsiones, mientras que Telefónica ajustaba a la baja adelantándose a la decisión de Moody´s de situar el rating de la deuda de Brasil en “creditwatch” negativo. La banca sigue cotizando peor que el selectivo, al igual que Arcelor Mittal y Acerinox, mientras que el sector eléctrico evitó caídas mayores en el Ibex.

Por otro lado, el Comité Asesor Técnico del Ibex decidió hacer un solo cambio en la composición del selectivo, incluyendo a Merlin Properties en la plaza que ha dejado libre Abengoa. Merlin entrará en el selectivo a partir del 21 de diciembre de 2015.

En cuanto a mercados, esperamos que la volatilidad siga siendo elevada. Entendemos que el sesgo de los inversores está siendo muy negativo (el viernes las bolsas aceleraron las caídas al especularse nuevamente que la caída del precio del crudo podría provocar salidas masivas de fondos de países emergentes dependientes de las materias primas). Su evolución a más corto plazo estará supeditada al resultado de la reunión de la FED este miércoles 16, en la que las probabilidades de que suban tipos se han elevado hasta el 78 por ciento por parte del consenso que apuesta por gradualidad en las posteriores subidas. Lo más importante estará en el mensaje que ofrezca J. Yellen, que creemos que irá orientado a “dibujar” un escenario de subida de tipos gradual y moderada.

FARMA QUÍMICA SUR

Deja un comentario

El email no será público.