Yolanda de Aguilar, al mando en la catedral de los eventos

Yolanda de Aguilar, al mando en la catedral de los eventos

La directora del Palacio de Ferias y Congresos de Málaga asegura que Fycma genera más de 4.000 empleos directos e indirectos al año

Maite Díaz Torres

El Palacio de Ferias y Congresos de Málaga es el cuarto organizador ferial de España por detrás de Madrid, Barcelona y Bilbao, según fuentes de Fycma. Para el desarrollo de las actividades que se organizan en sus 60.000 metros cuadrados se precisa anualmente la colaboración de cerca de 200 empresas de todos los sectores de actividad, lo que genera más de 4.000 empleos directos e indirectos y más de 1.000 millones de euros en rentas inducidas, unos 80 millones de euros al año, aproximadamente.
Fycma es, además, un gran reclamo para el turismo de ferias y congresos. De hecho, según fuentes del Palacio durante la celebración de Greencities y Foro Tikal, evento que se desarrolló a principios de octubre de 2015, hubo una ocupación hotelera por encima del 90 por ciento vinculada al evento.
Un espacio de estas características necesita una definida voz de autoridad y esa es una de las principales funciones de Yolanda de Aguilar, directora del Palacio de Ferias y Congresos de Málaga. Aunque su vocación estuvo originalmente relacionada con el Derecho y la asesoría laboral, esta licenciada en Derecho por la Universidad de Córdoba comenta sonriendo que IFEMA se cruzó en su camino, por lo que desde los primeros años de su vida profesional ha estado vinculada al mundo ferial.
De Aguilar comenzó a trabajar en IFEMA dos semanas después de que se declarara la guerra del Golfo, lo que hizo que su entrada fuera “bastante violenta” ya que dicha edición fue complicada desde el punto de vista de la seguridad y con los visitantes de los países. A los cuatro o cinco meses ya era directora de publicidad de la feria, etapa que le permitió viajar y adquirir “una visión diferente de las cosas”. Con 29 años pasó a ser directora de FITUR, punto de encuentro global para los profesionales del turismo y líder para los mercados iberoamericanos, y tan solo unos años después fue nombrada directora de certámenes en IFEMA.
Fue en 2002 cuando decidió mudarse a Málaga y desde entonces comenzó su andadura como directora general del Palacio de Ferias y Congresos de Málaga. Un espacio que se ha desarrollado bajo su dirección y que hoy cuenta con dos pabellones, dos auditorios, dos salas de conferencias, una sala de exposiciones, quince salas multiusos, tres zonas de restauración y aparcamiento para 1.200 vehículos.

-¿Qué fue lo que hizo que decidieras venir a Málaga a dirigir Fycma?

Muchas veces el destino te pone las cosas por delante. Por una parte, mi madre estaba aquí y por otra empezar un proyecto desde cero es una oportunidad que muy pocas personas tienen en la vida, más dentro del sector público que es un sector que me ha interesado siempre. La posibilidad de devolver a la sociedad en la que vivimos un poco de lo que nos da es algo que se puede hacer dirigiendo una empresa pública como es el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga.

-¿Profesionalmente, qué ha traído de IFEMA al Palacio?

Me he traído lo que soy. En IFEMA se trabajaba por una parte la profesionalidad y por otra parte los valores humanos. Eso he intentado aplicarlo aquí desde que llegué, ya que creo que es importante que primen siempre las personas por encima de los proyectos, éstos los hacen personas y esas personas son las que configuran el valor de una empresa.

-Como ex presidenta y actual vicepresidenta de la Asociación de Palacios de Congresos y Ferias de Andalucía, ¿qué opina sobre la situación de Andalucía en el ámbito de las ferias y congresos?

Lamentablemente, el sector de ferias en Andalucía tiene muchísimo camino por recorrer, está a años luz del resto de España. Se tiene muy poca cultura ferial, aunque sí hay mucha tradición de ser masa visitante en ferias que se celebran en otros sitios. Además, no se tiene trabajado a nivel de Administración pública el sector ferial. Los apoyos públicos son puntuales, feria a feria en función de parámetros que se trabajan en cada caso, pero no hay unos criterios objetivos ni una dotación presupuestaria. Por último, aunque en Andalucía no hay una gran capacidad de fabricación, sí hay una gran capacidad de compra y unos canales de compra muy interesantes y diferentes al resto de España, pero hasta hoy esto no ha sido suficiente para que atraigamos a los canales de venta aquí a hacer la feria.

-¿Qué se puede hacer?

Esto no es una cuestión de días ni de meses. Las ferias son eventos que se realizan desde la Edad Media, normalmente en capitales de países y centros de comercio nacional e internacional con mucho tráfico. La cultura ferial que tienen zonas como Valencia, Bilbao y Barcelona aquí no existe. Para fomentar las ferias lo más importante es conseguir que la Administración pública autonómica apoye y aumente la actividad ferial. Hay una serie de sectores estratégicos en Andalucía que habría que potenciar y, además, tenemos muchas oportunidades de internacionalización, sin ir más lejos en Málaga tenemos uno de los aeropuertos más internacionales de España. Sin embargo, no se aprovechan bien estas capacidades porque no hay un apoyo decidido como lo hay por ejemplo en Cataluña, Bilbao, o Valencia.

-¿Qué ha cambiado en Málaga gracias a Fycma?

El Palacio es una pieza fundamental de un engranaje que ha cambiado Málaga. Esta pieza ha funcionado bien porque iba de la mano de todo un movimiento público y privado en favor del desarrollo de Málaga y cuya iniciativa fundamental ha sido pública. El Palacio ha sido un factor dinamizador del desarrollo turístico de Málaga.

Ha sido fundamental, tanto porque ha fomentado la inversión hotelera como porque la ciudad se ha convertido en un escaparate que luego ha ido a visitar un público de medio y alto nivel adquisitivo. Hoy, Málaga es la primera institución ferial de Andalucía y tiene eventos de referencia a nivel nacional. Esto sin hablar de que el Palacio maneja, aproximadamente, unos 1.000 proveedores, muchos de los cuales son de aquí y algunos de ellos tienen como principal cuenta de facturación anual el Palacio. Esto genera crecimiento empresarial.

Deja un comentario

El email no será público.