Biden establece el Consejo de Política de Género de la Casa Blanca. Por Rebecca Oas, Ph.D. (C-Fam) - El Sol Digital
Biden establece el Consejo de Política de Género de la Casa Blanca. Por Rebecca Oas, Ph.D. (C-Fam)Casa Blanca

Biden establece el Consejo de Política de Género de la Casa Blanca. Por Rebecca Oas, Ph.D. (C-Fam)

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, emitió una orden ejecutiva que establece un nuevo Consejo de Política de Género de la Casa Blanca que promoverá el aborto y la ideología de género en todas las agencias gubernamentales. Los grupos de aborto aplaudieron la decisión.

El consejo de género de Biden cubrirá un ambicioso y amplio conjunto de temas, muchos de los cuales brindan una oportunidad para el aborto en sus recomendaciones de políticas. Entre ellos se encuentra su plan para coordinar una “respuesta integral e interagencial a la violencia de género en el país y en el exterior”, que se ha relacionado estrechamente con el aborto tanto en el contexto nacional como internacional.

También adopta una visión expansiva del género similar a la instituida bajo la administración de Obama. Durante el mandato de Obama, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional adoptó un conjunto elaborado de políticas de género para simplificar la «integración de género» y el «análisis de género» en la agencia en todas las etapas del ciclo del programa de USAID.

Debido a que los componentes de salud reproductiva y LGBT están incluidos en las políticas generales que guían el análisis de género, el personal de USAID puede crear mandatos sobre el tema del aborto, la anticoncepción y las cuestiones LGBT para cualquier organización que desee asociarse con USAID. Sin la protección de la conciencia, las organizaciones religiosas pueden tener dificultades para calificar para las subvenciones.

A pesar del anuncio del consejo el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, la orden ejecutiva menciona repetidamente «equidad e igualdad», donde «equidad» se define como la inclusión de «personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero y queer (LGBTQ +)».

La orden ejecutiva establece que la política de la administración es «promover la igualdad de derechos y oportunidades, independientemente del género o la identidad de género» en todo el gobierno y propone mejorar «la recopilación de datos relacionados con el género y la identidad de género».

Este enfoque de todo el gobierno se refleja en la inclusión en el consejo de los jefes de todas las agencias, incluidos los departamentos de estado, defensa y desarrollo internacional. También se alinea con el reciente memorando de Biden que pide a los jefes de agencias que promuevan los derechos LGBTQ + en todo el mundo, un llamado que fue aceptado con entusiasmo por el secretario de defensa de Biden.

Una de las copresidentas del consejo es Jennifer Klein, asesora de Hillary Clinton desde hace mucho tiempo y miembro de la junta del Centro Internacional de Investigación sobre la Mujer (ICRW), que ha estado liderando la campaña para establecer una «política exterior feminista» en la Casa Blanca. Los países que lo han hecho incluyen Suecia, Francia y Canadá, que utilizan el término para promover el aborto a nivel internacional.

Apenas una semana después de la creación del consejo, sus copresidentes Klein y la ex embajadora en Uruguay Julissa Reynosa han sido anunciadas como miembros de la delegación de Estados Unidos ante la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW) de la ONU. Otros delegados incluyen a la colega de Klein en la ICRW y campeona de la «política exterior feminista», Lyric Thompson, y Lourdes Ashley Hunter, una activista y organizadora descrita como una «mujer transgénero negra, discapacitada y no binaria».

Además de establecer un consejo de género, la orden ejecutiva de Biden puso fin al grupo de trabajo de la Casa Blanca sobre el empoderamiento económico de mujeres y niñas que había sido establecido por su predecesor, Donald Trump. El nuevo consejo de género se ha caracterizado como «una reformulación del Consejo de Mujeres y Niñas de la Casa Blanca de la administración Obama».

Los demócratas del Senado están pidiendo a Biden que vaya aún más lejos para establecer una oficina en la Casa Blanca dedicada a «Salud y bienestar sexual y reproductivo». La carta insta a Biden a crear una «infraestructura permanente» para aprovechar sus esfuerzos anteriores para «asegurar [e] los derechos reproductivos, incluido el derecho a acceder a la anticoncepción y al aborto».

Deja un comentario

El email no será público.