Editorial - El hotel del puerto, en la mira telescópica de la reacción - El Sol Digital
Editorial – El hotel del puerto, en la mira telescópica de la reacción

Editorial – El hotel del puerto, en la mira telescópica de la reacción

El pleno municipal de la pasada semana sí tuvo muchos desperdicios en el debate sobre el hotel que se proyecta construir en el puerto y que recibe todos los ataques inimaginables de la izquierda ante una iniciativa empresarial que producirá empleo y distribuirá riqueza en nuestra ciudad, atrayendo nuevas cuotas del turismo de lujo. Pero está claro que los defensores del “cuanto peor mejor” tienen fijado el objetivo en su mira telescópica.

Que Ciudadanos se alinee con el PSOE y Adelante Andalucía, lo más rancio de la política en estas latitudes, ya se puso de moda hace tiempo, solo busca oportunidades de concretarse. En este sentido,  Noelia Losada, muy flojita, no convenció con eso de que “solo es por el procedimiento, no sobre el proyecto”. Empiezas por aquí y terminas por allá, se verá.

Juan Cassá, aquí sí, lo dijo muy certeramente: “Genera inversión y empleo, pero encuentra siempre la oposición de los partidos de izquierdas, que se empeñan en vivir en el pasado y vivir por la involución de Málaga”.

Adelante, como es costumbre de los comunistas que en el mundo han sido, aludió a la firma de un manifiesto por 300 “personalidades” contra el edificio. Si sacáramos aquí la de manifiestos totalitarios que han pasado a firmar los comunistas desde que el mundo es mundo, la vergüenza de muchos se desbordaría.

Lo cierto es que los informes de la Junta de Andalucía cuando era socialista avalaban el proyecto. Ahora, la Junta es de derechas -también de Ciudadanos, facción no se sabe qué- y, claro, como la política para Daniel Pérez y sus conmilitones es me opongo porque lo haces tú, pues eso. Pérez consiguió que el Pleno (16 contra 15) desestimara cualquier acción jurídico administrativa y respetara los informes y decisiones de Cultura. Pues no pide nada el señor, algo así como que se paralice la legítima pugna política para que los contrarios al proyecto le pongan la soga al cuello del condenado sin pruebas, el hotel para más señas. Y todo pese a que, como dijo Raúl López, la resolución el Ministerio de Cultura -Miguel Iceta, el inefable- está viciada de nulidad por invasión de competencias autonómicas y locales, lo que es una obviedad.

Por si faltara gasolina argumental, la jefa de servicio de Planeamiento de la Gerencia puso negro sobre blanco: “El documento de la Secretaría General de Cultura está firmado por un político. El nuestro de la Gerencia, por un funcionario, sin ninguna encomienda”. Punto.

Pero en este gran asunto, como en otros muchos, hay varios trasfondos y es uno la competencia entre los estudios de arquitectura más activos y las amistades e intereses de unos y otros. Después, conocemos la carta a los Reyes Magos de Pérez, “que también se posicionen los vecinos mediante consulta”. Por pedir que no quede.

Aquí se ignora -como en el hotel de Rafael Moneo en Hoyo de Esparteros que, afortunadamente, levantó el vuelo- que las ciudades crecen como en capas de cebolla. La catedral se edificó sobre una mezquita aljama, esta sobre unos restos de una posible iglesia visigoda, y así. ¿En Manhattan hay “expolio paisajístico”?, lo que hay es una maravillosa ciudad que es la capital del mundo, entre otras muchas cosas, por su arquitectura. Pero a la izquierda y sus adláteres Nueva York es el Tío Sam, y por ahí no pasan. La reacción, es el caso, se ha vuelto a unir contra todo lo que pueda significar un pasito hacia el futuro. Contra Franco vivíamos mejor, vienen a decir.

¿Terminará el proyecto en el contencioso administrativo? Cordura, desde luego, no se le puede pedir a sus opositores, otra cosa es que aparezcan nuevas imprevistas. Continuará.

Deja un comentario

El email no será público.