Editorial - Susana Díaz amenazada de muerte política - El Sol Digital
Editorial – Susana Díaz amenazada de muerte política

Editorial – Susana Díaz amenazada de muerte política

Huelva, Jaén y Granada en contra, Sevilla, Córdoba y Málaga a favor, Cádiz a medias y Almería espera. Este sería el tanteo, a día de hoy, de las primarias en el PSOE de Andalucía, aunque al final no importan tanto las direcciones provinciales como el voto de los afiliados.

Susana aspira a revalidar su hegemonía en esas primarias que podrían celebrarse a finales de año si Pedro Sánchez y la pandemia no lo impiden. Los críticos, o alternativos, de la ex presidenta no tienen todavía fijado un candidato, pero hay tres nombres que se barajan, el jienense Felipe Sicilia, que es diputado por Jaén, policía nacional y homosexual; el alcalde de Sevilla, Juan Espadas -que se afilió tarde al partido, en 1997, y que parece que le sobra el tiempo para dedicarse también a aspirar a San Telmo-, y la actual portavoz del Gobierno español y ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Alguno ya hace campaña en las redes con lemas como “Sevilla con Felipe”, que no se sabe si rememora la figura del que fuera presidente del Gobierno, hoy muy disgustado con su actual sucesor.

A Susana ya le han venido varios correveidiles con mensajitos, que si quería la presidencia del Senado, la embajada del Vaticano… o, lo que es lo mismo, si te enfrentas y pierdes te quedarás sin nada. Alfonso Gómez de Celis dijo en público que esperaba generosidad de Díaz y que debería seguir el ejemplo de Cataluña, pero como la susodicha se ha apresurado a explicar, son varias las diferencias con Cataluña. Miguel Iceta no opta a la candidatura a la presidencia de la Generalitat, pero sigue siendo el secretario general del PSC y será ministro, si Sánchez no lo remedia, y también Díaz se ha presentado dos veces a las elecciones y las ha ganado y con diferencia respecto a los partidos que le siguen, y en el PSC esto no ha sucedido. La pasada semana estuvo el ministro Ábalos, también secretario de Organización del partido, con la expresidenta y tampoco salió de la reunión con la rendición de esta profesional de la política.

Quizá, hace ya mucho, Susana Díaz pensó que Pedro Sánchez iba a olvidar que ella encabezó la rebelión de los “barones” socialistas contra su persona. Pero Pedro Sánchez no perdona. Cometieron el error de dejarlo herido, no muerto, y ganó en votos al frente de la militancia y ahora es presidente del Gobierno, de ahí que Susana tema por su vida política, después incluso de pedir disculpas por sus pecados pasados. Pero su suerte está echada. Con las cosas del poder no se juega, no hay perdones, ni olvidos. Ahora, algunos pueden preferir que sea Díaz la que gane las primarias frente al sanchista de que se trate para así rebajar el poder del caudillo, pero se equivocan quienes así piensan. Susana ha sido una mala presidenta del Gobierno andaluz, de criterios partidistas, sectaria, con grave perjuicio de los intereses públicos y sin una política de crecimiento económico y generación de riqueza en nuestra Comunidad. Por eso,  cuando dice que da por zanjado el debate de las primarias, hasta que toque, para dedicar todas sus energías y esfuerzos a la lucha contra la pandemia, continúa haciendo política banal intentando engañarnos de nuevo.

Deja un comentario

El email no será público.