Efemérides 24 de junio. No diga tango, diga Carlos Gardel - El Sol Digital

Efemérides 24 de junio. No diga tango, diga Carlos Gardel

Tal día como hoy de 1935, en un trágico accidente aéreo en Medellín (Colombia), muere el cantante, compositor y actor de cine naturalizado argentino, Carlos Gardel, considerado el primero y más importante representante del género del tango del siglo XX. Su fallecimiento lo convirtió en un mito y símbolo cultural de Argentina y Uruguay. Fue tal la conmoción por su muerte, que muchos argentinos negaban que realmente estuviera muerto, incluso afirmaban «verlo» vivo en distintos lugares de Buenos Aires.

Casi un siglo después, la controversia sobre su lugar de nacimiento sigue viva. La teoría que nació en Toulosse (Francia) en 1890, y que se llamaba Charles Romuald Gardés, parece la más probable. Sin certezas sobre este hecho, en Uruguay sostienen que era hijo adulterino de un rico hacendado.  En su testamento ológrafo, firmado en 1933, el propio Gardel afirmaba ser uruguayo, nacionalizado argentino. En cualquier caso, todo lo que rodeaba a su misterioso origen, no hizo sino acrecentar su leyenda.

En su época de máximo esplendor, los espectadores de sus películas, solicitaban al operador de cine que rebobinara la escena en que cantaba para escucharlo de nuevo.

Para el recuerdo queda la relación de Carlos Gardel con España y españoles distinguidos. En 1933, conoció a García Lorca en Buenos Aires, formándose un gran revuelo. El periodista argentino César Tiempo recordaba que fue con Lorca a la casa de Gardel y acabaron cantado «Caminito» al son de una guitarra. En las distintas visitas a España entre 1923 y 1933, acompañó a su amigo el futbolista Samitier en una gira con el Barça. Tuvo familiaridad con Alberti y con Cossío, e igualmente tuvo encuentros con personalidades como Ortega y Gasset, Jacinto Benavente o María Guerrero. Gardel ya era un fenómeno mediático a ambos lados del Atlántico.

Todavía hoy día es un ídolo popular en plena vigencia, habiéndose acuñado la frase, haciendo alusión a su voz, «cada día, canta mejor».

En año 2003, la voz de Carlos Gardel fue registrada por la Unesco, y para siempre, sus viejos tangos como «Volver», «Adiós, muchachos», «Mi Buenos Aires querido», «Por una cabeza» o «Caminito», son patrimonio de todos y cada uno de los amantes de tan precioso género musical.

Deja un comentario

El email no será público.