El psicólogo Arun Mansukhani habla sobre relaciones sanas y cultura del narcicismo en el ciclo “Reinventando” - El Sol Digital
El psicólogo Arun Mansukhani habla sobre relaciones sanas y cultura del narcicismo en el ciclo “Reinventando”El conferenciante en La Térmica ante su público

El psicólogo Arun Mansukhani habla sobre relaciones sanas y cultura del narcicismo en el ciclo “Reinventando”

El auditorio quedó abarrotado en este nuevo encuentro del ciclo organizado por la FGUMA y La Térmica

Más de 180 personas asistieron el 13 de febrero a un nuevo encuentro del ciclo “Reinventando la vida en común”, una iniciativa organizada por la Fundación General de la Universidad de Málaga y La Térmica. La conferencia impartida por el psicólogo Arun Mansukhani trató el concepto de tener relaciones sanas en lo que denomina la cultura del narcicismo. Todo ello con un acercamiento ameno y sencillo, como acostumbra el proyecto LabMálaga desde sus inicios. El acto fue presentado por Sebastián Escámez y contó con la presencia de Antonio Lara, director académico del Área de investigación, empleo y empresa de la FGUMA.

Mansukhani se propuso divulgar sobre lo que aporta la investigación psicológica a una creciente cultura del narcicismo y de “hipertrofia del yo”. Sostuvo que la idea no es reciente y que se ha incrementado a lo largo de la historia en los países de occidente, favoreciendo los rasgos narcicistas, hasta llegar a la sociedad actual. Uno de los ejemplos de esta influencia viene con el impacto de las redes sociales como fuente para “fomentar el ego” y, a la vez, de dependencia de la aprobación de los demás. El psicólogo expuso, según la evidencia científica, que estos factores generan malestar y aumentan las patologías emocionales clasificadas en distintas fobias como el “miedo a perderse algo”, a “no estar conectado” y a “ser excluido”.

“Lo social está teniendo una influencia en lo emocional en un mundo que va mejor que nunca”, expresó sobre el aumento de tasa de depresión y suicidio a pesar de que la tasa de violencia ha ido disminuyendo hasta la actualidad. En este sentido, indagó en el funcionamiento biológico del cerebro, “el trozo de materia más complejo del universo”, y de cómo a este “no le interesan los datos estadísticos, sino los emocionales”, que también llega a ser utilizado desde la política o la publicidad. Su intervención culminó con reflexiones sobre el modo de lograr encuentros más sanos y genuinos con otras personas, abordó pautas saludables para fomentar mejores relaciones e incidió en la aceptación interpersonal, es decir, “con nosotros mismos” y el autocuidado para conseguirlos.

 

 

 

Deja un comentario

El email no será público.