Entrevista con María del Carmen Mestanza, vecina de la Vega de Málaga que se opone a la construcción allí de una depuradora - El Sol Digital
Entrevista con María del Carmen Mestanza, vecina de la Vega de Málaga que se opone a la construcción allí de una depuradora

Entrevista con María del Carmen Mestanza, vecina de la Vega de Málaga que se opone a la construcción allí de una depuradora

“Es como si entrara un elefante en una cacharrería, no van a dejar nada”

– Mire usted, esto es una tragedia. A nosotros lo que nos gusta es que vengan a verla porque así se podrá valorar, no en una foto. Ahora mismo estoy delante de la vega, porque yo vivo aquí, y la estoy viendo iluminada, un asombro, un terciopelo verde inmenso, y todo va a ser sepultado por cemento, por una decisión política, que nadie que venga aquí comprenderá cómo se puede hacer eso, y es para hacer una depuradora. Había cinco opciones, cinco solares, y han elegido, desde nuestro punto de vista y desde todo el que tenga un poquito de sentido común, cómo se puede elegir una vega completamente productiva de árboles, de naranjos, de limoneros, donde vive la gente, del trabajo de la agricultura…, ¿se puede tomar una decisión política de echarle cemento encima para hacer una depuradora? Ese es el asunto. Y estamos aquí intentando darle visibilidad.
– ¿Quién toma la decisión de hacer la depuradora?
– Pues mire usted, aquí los políticos se echan la culpa unos a otros, que si estaba el PSOE cuando se decidió la ubicación…
– ¿Pero quién lo decide, el Ayuntamiento, la Junta, el Estado?
– La Junta es la que hace la depuradora donde los ayuntamientos le ofrecen un terreno, pero es que ahora cuando a los ayuntamientos le hemos enseñado nosotros lo que han decidido…, porque nadie ha venido aquí y nadie sabía nada del sitio que era, hemos llamado a los alcaldes, han venido y han visto que todos coinciden en que es un error, todos, y el Ayuntamiento de Málaga dice “voy a ofrecer otra parcela”, la ofrece y la Junta de Andalucía dice que es demasiado tarde.
– ¿Qué espacio comprende el proyecto?
– La depuradora en sí va a ocupar 29 hectáreas, un monstruo, pero además, fuera de esas 29 hectáreas, quedará todo destrozado porque tienen que meter tuberías, que se llaman colectores, tiene que entrar una máquina arrancando árboles para excavar zanjas, hacer tuberías, carreteras, línea eléctrica, es todo, todo destrozado, es como si entrara un elefante en una cacharrería, no van a dejar nada, y todos coinciden en que es un error. Ahora le ofrecen una nueva parcela a la Junta de Andalucía y dice la Junta que es demasiado tarde, porque hay una pereza de volver a empezar, que este proyecto ya lleva mucho tiempo y ahora volver a empezar pues… tardaríamos dos años. Pues habrá que aumentarles el sueldo para que se activen.
– ¿Y ustedes cuando se han enterado de este proyecto?
– Esto se viene rumoreando desde hace mucho tiempo, que hace falta una depuradora y que estaban viendo qué ubicación, y fuimos al alcalde de Alhaurín, que es adonde pertenecen las casas, no las vegas, y nos dice no, todavía no se sabe, y siempre nos han tratado así, no nos han dado información alguna. Y ahora, de pronto, nos llega el BOJA del 31 de julio creo que fue, o del 29, vienen las cartas diciendo que como la depuradora viene aquí que comunique a los vecinos que les van a tocar las tierras, esto es un atropello. Nuestro Bendodo dice que Andalucía os ha quitado los okupas, si ellos son los primeros okupas.

– ¿Y ustedes que están haciendo para oponerse a este proyecto?
– Pues mira, nosotros tenemos varios frentes. Llevamos el frente de que vengan los políticos a verlo, ha venido el alcalde de Málaga, el de Alhaurín, el presidente de la Diputación, la delegada de Gobernación, el delegado de Agricultura, la viceconsejera de Agricultura, el director general de Aguas…, todos, se quedan pasmados, pero es demasiado tarde, ahora en cambiar esto tardaríamos dos años… Es que la agricultura no vale nada. Mire usted, y por qué no elige aquel terreno, pues porque aquel está al lado de un campo de golf, eso no, pero a 300 vecinos quitarle el pan sí. ¿Por qué?
-¿Qué otras alternativas hay?
– Había cinco. Una al lado del campo de golf, ahí cerca de Málaga, en los polígonos, otra al lado de la que ya hay, que es la depuradora de Guadalhorce en el Málaga Nostrum, esta de la Vega 3, otra en Alhaurín de la Torre, que dijo el alcalde que en mi pueblo no, esas son las argumentaciones técnicas.
Como todo el mundo diga que aquí no, entonces no se construye en ningún sitio, ¿qué dice usted?
– Pero el alcalde de Málaga ha ofrecido un terreno al lado de la depuradora que ya existe en el Guadalhorce, que no hay árboles, que está aquello totalmente deteriorado ambientalmente porque ya hay una y todo el mundo que vive en Málaga sabe el pestazo que hay ahí, y como es un solar público, pues lo hacemos ahí, dijo el alcalde, pero la Junta de Andalucía que no, que es demasiado tarde, que van a perder dos años. Como ha llegado su legislatura, para demostrar que el PSOE no construía nada, pues no veas la prisa que tienen, han licitado la obra antes de aprobar el proyecto.
– ¿Y la Junta se lo va a pensar o tiene ya tomada la decisión?
– La Junta tiene tomada su decisión, ahora Adelante Andalucía va a presentar en el Parlamento una PNL, proposición no de ley, a ver si sale por mayoría, en la Diputación el PSOE ha presentado una moción para cambio de ubicación, ha salido aprobado por mayoría, en Alhaurín de la Torre el Ayuntamiento ha pedido el informe técnico de por qué no es posible hacerlo al lado de la otra depuradora, porque no hay informes técnicos, todo es político, aquí no por esto, allí no por el campo de golf, no hay informes serios técnicos diciendo incompatibilidades reales. Hay voluntad política de que ellos pensarían que los agricultores son cuatro catetos, que esto nos lo llevamos para adelante y no se entera nadie, pues los políticos han venido, y cuando van a hacer una visita a un ambulatorio o a un hospital antes de que termine ya lo tienen en las redes sociales, ya está la foto y todo puesto. Aquí vienen, que ya te he dicho que ha venido mucha gente importante, nadie ha puesto nada en sus redes sociales, eso es significativo, es que no se pueden hacer una foto delante de la vega y decir que la van a destruir, eso no lo puede aguantar la sociedad, entonces esto es algo que quieren tapar. Entonces, nuestras acciones son, primero, darle visibilidad, os la vais a llevar, pero hemos hecho una catástrofe medioambiental, es lo que estamos intentando, eso por nuestra parte. Después hemos contratado un abogado de Asturias, se llama Marcelino Abraira Piñeiro. Porque tocamos abogados aquí en Málaga y nos dijeron que no podían llevar el caso, que llevaban la parte contraria, y nos dijeron que fuera de Andalucía, porque aquí ingenieros medioambientales y abogados más o menos están todos…, van a hacer el paripé de que están trabajando por ustedes, y como comen más de la Junta de Andalucía que de ustedes, pues nos fuimos a Asturias, porque nos llegó por las redes sociales un abogado que tenía una depuradora que hay en Gijón, la depuradora del Tizón, que la tenía parada, estaba construida, pero la tenía parada y con orden de demolición del Tribunal Supremo, porque no había elegido la mejor ubicación, y como esto es un caso similar dijimos… vamos a contratar a este hombre.
– ¿Y cuántos agricultores y vecinos son ustedes?
– Vecinos calculamos que unos 300, pero es que la zona es tan difícil, es como si le digo el área, 29 hectáreas, no, se va a destrozar todo, porque a esas 29 hectáreas tiene que venir un montón de tuberías e infraestructuras. Y vecinos, pues mire usted, si es de viviendas, pues somos 300 vecinos, si es de agricultores, pues a lo mejor son 100, y si son de empresas, pues aquí hay dos empresas que exportan al extranjero, compran los productos a los agricultores, tienen envasado, las labores del campo, todo, es incalculable la cantidad de personas afectadas.

El testimonio de esta mujer de la vega debe completarse con las declaraciones de Sergio Arjona, director general de Infraestructuras del Agua, y Patricia Navarro, delegada la Junta de Andalucía en Málaga, que han reiterado que la Junta de Andalucía sólo puede instalar la depuradora proyectada de Málaga Norte en la Vega de Mestanza, un proyecto que ronda los 130 millones de euros y que consuma un largo proceso administrativo que se inició en 2003. Además, recordaron que en el POTAUM de la Junta de 2009 ya constaba esta parcela como destinataria de la depuradora, sin que se presentaran alegaciones por el emplazamiento.

Las últimas informaciones de que se dispone sobre el caso indican que  el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha admitido a trámite el recurso presentado por los vecinos de Mestanza que pedían la suspensión de la tramitación del proyecto de la EDAR (Estación Depuradora de Aguas Residuales) Málaga Norte como medida cautelar hasta que no se facilite a los propietarios toda la documentación que obra en el expediente de la depuradora. El tribunal otorga un plazo de diez días a la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía para que aclare si ha entregado a los vecinos toda la información disponible sobre el proyecto de la depuradora.

Una vez que la Junta se manifieste, el tribunal decidirá si se hace efectiva o no la suspensión de la tramitación del proyecto.

 

Deja un comentario

El email no será público.