Gonzalo Gross, de Clínica Dental Gross - El Sol Digital
Gonzalo Gross, de Clínica Dental GrossGonzalo Gross

Gonzalo Gross, de Clínica Dental Gross

“Nosotros tendremos a un kilómetro a la redonda unas 50 o 60 clínicas dentales”

Vicente Almenara.- Todos pasamos por el dentista y más cada día. El cuidado de nuestros dientes avanza a golpe de tecnología pero, en nuestro país, son las clínicas privadas las encargadas de cuidar nuestra boca, porque la Seguridad Social no asume más que las extracciones. Hablamos con Gonzalo Gross de la competencia en el sector y de todo cuanto pueda interesarle a usted si empieza a dolerle una muela.

 

  • Hace cuarenta y ocho años desde que nace la empresa con su padre y sus tres hermanos. ¿Se orientaron poco antes estudiando en esa dirección, ¿no?
  • Mi hermano es implantólogo, mi hermana ortodoncista, y yo estudié Turismo, pero acabé, por casualidades de la vida, dirigiendo la empresa.
  • ¿Qué hitos, en tantos años, señalarías?, ¿hay varias etapas o es una línea recta?
  • Sí, tiene muchas etapas. Empezó él con un socio, un amigo suyo, luego fue entrando mi hermano y ya se fue haciendo la clínica más grande y se fue especializando, ya que antiguamente era una clínica normal con dos dentistas que hacían de todo y ahora es una clínica con 36 trabajadores y muy especializada, en la que cada uno de los dentistas hace un único tipo de tratamiento. Como hito, este año hemos abierto dos clínicas nuevas en Torremolinos y otra a pie de calle que está especializada solo para ortodoncia.
  • A su vez, ¿en este medio siglo ha cambiado mucho la odontología, la ortodoncia y las especialidades que trabajan?
  • Mucho, no tienen nada que ver.
  • ¿Esto implica más tecnología especialmente, o nuevos conocimientos?
  • Todos los días hay tecnología nueva. Antiguamente, por ejemplo, la ortodoncia siempre eran los brackets de toda la vida y ahora se hacen ortodoncias que no se ven, con fundas de quita y pon que te la puedes quitar para comer, o cirugías para colocar todos los dientes en los que antes se tardaban meses ahora en un único día quitas todo y pones el implante y la prótesis de forma inmediata. Ha cambiado una barbaridad.
  • ¿Y también el paciente ha cambiado?, ¿hoy vamos más al dentista que hace medio siglo?
  • Bueno hay más cultura porque hay más clínicas, hay más publicidad, está a pie de calle, la gente se preocupa algo más de la estética, pero al final la mayoría suelen venir cuando tienen dolor. Hay poca cultura de revisión cada seis meses o de limpieza cada seis meses o al año.
  • ¿Cambia esto por países?, es decir ¿la cultura en cuanto a nuestras piezas dentales es la misma aquí que en Estados Unidos o en el Reino Unido?
  • En Estados Unidos, según dicen, la gente tiene mucha más cultura de acudir cada seis meses a su dentista, o en otros países como Francia, por ejemplo, que te la cubre la Seguridad Social siempre y cuando vayas cada seis meses, o cada año, a tu limpieza y a las revisiones para que no haya tratamientos más costosos, si dejas de ir pues luego no te cubre. Es una buena manera de hacer que la gente venga.
  • ¿Hay diferencias en España entre la mujer y el hombre por aquello de la estética?
  • Sí, hay más pacientes mujeres que hombres. Y, sobre todo, la mujer también tiene, como siempre, el poder de decisión.
  • Para llevar una empresa de este tipo, una clínica dental, además de los conocimientos profesionales hay que tener los conocimientos propios de una empresa, es decir, de la gestión del día a día de la empresa ¿esto cuesta más que lo otro?
  • Las clínicas dentales hoy en día ya no son como el antiguo dentista que ibas a una quinta planta y que con un auxiliar y poco más llevabas la clínica para adelante. Yo, por ejemplo, en administración, recepción y contabilidad somos ocho personas. Y, además, hay que apostar por la publicidad y el marketing porque si no la gente no te llega. Eso de la recomendación, del boca a boca y todo eso está muy bien, tenemos mucha, pero la gente hoy en día cuando le duele la muela lo que suele hacer es irse a internet y buscar “dentista de urgencias” en Google y va al que le sale, o bien si lo ha escuchado por la radio o lo ha visto por prensa o por valla pues te refuerza y te ayuda. Por ejemplo, la mayoría de personas nuevas que recibimos en primera visita casi todas vienen por internet, y para estar en internet tienes que saber cómo estar en internet, no vale con ser dentista.
  • ¿Por dónde van hoy las tendencias en la odontología?
  • Creo que todos seguimos el mismo camino. Todos trabajamos por la especialización. Ya hay pocos dentistas que hacen de todo. Casi todas las clínicas dentales tienen colaboradores, que suelen ser externos, es decir, que vienen un día a la semana o un día al mes para hacer un tipo de tratamiento y no coinciden a la vez. Lo bueno de nuestra clínica, por ejemplo, es que en cada gabinete tenemos diez sillones y en cada gabinete hay un especialista, entonces si viene un paciente que necesita la evaluación de tres de ellos pues los tres lo ven al momento. En otras clínicas si al paciente le tienen que ver tres doctores diferentes tendría que venir el paciente tres días diferentes. Entonces, casi todas las clínicas van orientadas a la especialización, pero es cierto que algunas, por falta de tamaño, tienen gente externa que vienen a hacer trabajos porque no todas las clínicas pueden tener una capacidad de diez sillones, es una de nuestras ventajas.
  • Ahí está incluido el cirujano maxilofacial cuando se requiera una intervención, ¿no?
  • Nosotros, por ejemplo, tenemos cinco cirujanos, cada uno especializado en un único tipo de tratamiento y los cinco son cirujanos.
  • En España, la Seguridad Social no contempla, como decía antes en el caso de Francia, la atención dental integral ¿qué es lo que contempla, que os quita a vosotros la Seguridad Social española?
  • Extracciones, simplemente. Y en los niños, hasta 16 años, el programa PADI (Plan de Asistencia Dental Infantil) que algunas clínicas lo tienen y les cubre a los niños limpiezas, empastes, extracciones, cosas sencillas, pero la gente esto lo suele desconocer, la gente no sabe que los niños tienen hasta los 16 años odontología, como el que dice gratuitas.
  • Sin embrago, el que la Seguridad Social asuma los cuidados dentales no es una reivindicación muy popular.
  • Es imposible. La Seguridad Social ya está en quiebra, así que imagínate si tiene que incluir odontologías, es es un tratamiento muy caro, salvo que se hiciera como en Francia, que me parece interesantísimo. Entonces sí puede ser económica porque es como el coche, si al coche le haces su revisión anual y su mantenimiento y lo cuidas pues te dura 20, 25 o 30 años, si estas cinco años sin llevarlo a la revisión de repente el coche peta, pues con la boca exactamente igual, si vas a tu dentista cada seis meses se detectan rápido las caries, no les da tiempo a seguir comiendo diente y no llega al nervio y no se provocan los problemas, se arreglan sobre la marcha por 50 euros, pero si llega al nervio y hay que hacer endodoncia, reconstrucción, alargamiento y corona pues se te van 800 euros. Esos costes la Seguridad Social no los podría mantener.
  • ¿Es muy fuerte la competencia en Málaga y provincia?
  • Fortísima. Nosotros tendremos a un kilómetro a la redonda unas 50 o 60 clínicas dentales, fácilmente. La competencia es brutal. Hubo una época en la que estaba de moda y todo el mundo abría clínicas dentales y si a eso le sumas el hecho de las franquicias, de las aseguradoras que, hoy en día, abren clínicas por todos lados pues es complicado. Pero, gracias a Dios, todavía hay pacientes para todo el mundo, nuestras clínicas y la mayoría con las que yo hablo están funcionando muy bien.

Deja un comentario

El email no será público.