La problemática del IVA en las viviendas turísticas. Álvaro Graciani. Abogado - El Sol Digital
La problemática del IVA en las viviendas turísticas. Álvaro Graciani. Abogado

La problemática del IVA en las viviendas turísticas. Álvaro Graciani. Abogado

Una cuestión recurrente en referencia a la tributación indirecta de las viviendas turísticas es si el arrendamiento de éstas ha de llevar IVA.

Según el artículo 20. Uno. 23ª de la Ley de IVA estarán exentos del impuesto los arrendamientos que tengan la consideración de servicios con arreglo a lo dispuesto en el artículo 11 de esta Ley y la constitución y transmisión de derechos reales de goce y disfrute, que tengan por objeto […] los edificios o partes de los mismos destinados exclusivamente a viviendas. Y, posteriormente, establece que la exención no comprenderá a los arrendamientos de apartamentos o viviendas amueblados cuando el arrendador se obligue a la prestación de alguno de los servicios complementarios propios de la industria hotelera, tales como los de restaurante, limpieza, lavado de ropa u otros análogos.

Según interpreta la Dirección General de Tributos y la jurisprudencia menor (STSJ Andalucía 1530/2018 de 11 de septiembre y STSJ de Castilla y León 67/2018, de 31 de enero, referidas a casas rurales), han de realizarse servicios complementarios durante la estancia de los arrendatarios-turistas para que el arrendamiento se considere no exento de IVA. Por lo que en los casos de que no se presten dichos servicios, el arrendamiento de una vivienda turística estará exento de IVA.

Esto que pudiera parecer claro, no se encuentra libre de conflicto debido a dos motivos:

El primero sería determinar cuál es la naturaleza del contrato que se suscribe entre arrendador y arrendatario-turista; por un lado, puede tratarse en un contrato de arrendamiento y por otro podríamos estar ante un contrato de hospedaje. Si estuviésemos en el segundo caso, entonces la actividad no estaría exenta de IVA puesto que en función del art.11.Dos.9º LIVA estaríamos ante un servicio sujeto y no exento al tratarse de un servicio de hostelería.

En segundo lugar, la Directiva 2006/112/CE del Consejo, de 28 de noviembre de 2006, relativa al sistema común del impuesto sobre el valor añadido establece en su art.135.2.a que quedan excluidas de la exención las operaciones de alojamiento, tal como se definan en las legislaciones de los Estados miembros, que se efectúen en el marco del sector hotelero o en sectores que tengan una función similar.  Lo aquí determinante ya no es que se presten o no servicios complementarios durante la estancia sino si el alojamiento turístico cumple una función similar a un alojamiento del sector hotelero. En este sentido es amplia la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que establece que el principio de neutralidad fiscal se opone a que mercancías o servicios similares desde el punto de vista del consumidor medio, que compiten por tanto entre sí, sean tratados de forma distinta desde el punto de vista del IVA. Por lo que si entendemos que dos prestaciones de servicios son similares cuando presentan propiedades análogas y satisfacen las mismas necesidades de los consumidores, podría considerarse que el arrendamiento de una vivienda turística está sujeto y no exento de IVA.

Por ello, hasta que no exista un pronunciamiento del Tribunal Supremo no sabremos si es factible alguna de las interpretaciones anteriores. No obstante, ya existen dos autos de admisión del Tribunal Supremo en los que el tema a debatir es exactamente el aquí expuesto. En concreto, los autos 7292/2018, de 2 de julio y 7936/2019 de 9 de julio cuyo objeto es determinar si el alquiler de una casa rural, calificada como establecimiento de alojamiento turístico conforme a la regulación autonómica aplicable, se debe entender exento o no exento del impuesto sobre el valor añadido, a tenor del contenido del artículo 20.Uno.23º de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido  interpretado en consonancia con los artículos 11.Dos.9º de dicha ley y 135.2.a) de la Directiva 2006/112/CE del Consejo, de 28 de noviembre de 2006, relativa al sistema común del impuesto sobre el valor añadido.

 

Deja un comentario

El email no será público.