Las tendencias de la innovación en España - El Sol Digital

Las tendencias de la innovación en España - El Sol Digital

 

 

 

Alvaro Simón de Blas Director de BIC Euronova Centro Europeo de Empresas e Innovación de Málaga y presidente de ANCES

 

Recientemente leí un artículo en la revista Executive Excellence cuyo título era “Encontrar y hacer crecer las islas de innovación dentro de una gran empresa”. Verdaderamente un título muy sugerente para los que de alguna manera u otra venimos dedicados a descubrir y valorar la innovación en los modelos de negocio y hacer que éstos se conviertan en empresas bien gestionadas, generando valor de forma sostenible y eficiente. Es en esencia, lo que la red de incubadoras agrupadas en torno a la asociación ANCES viene haciendo en España en los últimos 30 años y BIC Euronova en Málaga. El artículo en sí estaba focalizado en Grandes Empresas, que como es sabido en España, representan un número ínfimo de empresas comparado con el universo de Pymes existentes, que son el grueso de la actividad empresarial. En él, se exponían las dificultades para que la innovación se expandiera y tuviera sus efectos positivos en grandes organizaciones. Entre las dificultades mas notorias, se identificaban la siguientes; muchas grandes empresas tienen divisiones y funciones de innovación, incubación y exploración tecnológica que operan de forma independiente, sin lenguaje ni herramientas comunes lo que dificulta la puesta en marcha de esas innovaciones, los individuos innovadores dentro de la organización no están en la parte más alta de la pirámide ejecutiva de la compañía por lo que hay que buscarlos en niveles muy por debajo y a menudo, no tienen cauces para canalizar esas ideas innovadoras que podrían mejorar la empresa y por último que las incubadoras corporativas tienen buena prensa y hacen un buen trabajo construyendo la cultura corporativa, pero en la mayoría de los casos sus productos más importantes son demos que nunca llegan a desplegarse en el campo. Por todo ello, cada vez más, hacer crecer la innovación en una empresa grande depende más de una startup externa. Hace ya unos años que los programas de innovación abierta están funcionando,bien lanzados desde el interior de la gran empresa, o como aquellos apoyados en iniciativas como la que desde ANCES venimos gestionando, denominada ANCES Open Innovation, que va ya por su sexta edición. La agilidad y frescura con que operan estas microempresas permite ofrecer soluciones a retos, que dentro de las grandes empresas, sus departamentos de innovación demasiado jerarquizados, no pueden responder, ni por tiempos ni por conocimientos.
La conclusión del artículo en cuestión era que el trabajo de un buen responsable de innovación o CTO para hacer crecer las islas de innovación en una gran empresa consiste en: -Crear un proceso, un lenguaje y unas herramientas comunes para la innovación. -Hacerlos permanentes con una doctrina y política de innovación por escrito. Estas conclusiones, se pueden plenamente compartir con multitud de Pymes españolas, que en algunos sectores son líderes europeos. Dentro de esta categorización de empresas, existen muchas empresa familiares de tamaño medio que progresivamente van descubriendo sus islas de innovación o lo van haciendo con ayuda externa, de la mano de los Centros Europeos de Empresas e Innovación CEEIs/BICs existentes en todas la Comunidades Autónomas, que no solamente gestionan incubadoras de empresas donde empiezan sus primeros pasos startups y empresas de reciente creación, sino también ayudan y prestan sus servicios a empresas consolidadas que tienen que innovar para sobrevivir en unos mercados cada vez más competitivos y donde la diferenciación para llegar a hacer una propuesta de valor más atractiva, reside en la innovación y mejora continua.