Nueva edición de la Tertulia del Congreso de Málaga: “Un padre al que le quitan un niño, a su hijo, se puede volver loco” - El Sol Digital

Nueva edición de la Tertulia del Congreso de Málaga: “Un padre al que le quitan un niño, a su hijo, se puede volver loco”

Vicente Almenara.- Una nueva edición de la Tertulia del Congreso de Málaga, que ya ha cumplido 31 años de vida, se celebró el pasado 24 de mayo en el restaurante Rincón Catedral, de Málaga, para analizar algunos aspectos de la guerra de los sexos en torno a la custodia compartida y otras diferencias de la legislación acerca de los hombres y mujeres. Este es un resumen del coloquio que se celebró en el transcurso del almuerzo

Presidente: Por aquello que ha salido del Congreso, del Senado, por la normativa legal y por determinados hechos, no podemos dejar de referirnos al caso de Juana Rivas, podemos pensar que hay elementos nuevos en la sociedad española, tanto a nivel de superestructura legal como a escala de los hechos y de las fuerzas políticas, que sacan proyectos adelante en el Congreso en una determinada dirección, esa determinada dirección, sin duda, no creo que sea en perjuicio de la mujer sino en perjuicio del hombre. La guerra de los sexos, en mi opinión, sale de una factoría ideológica de la que provienen muchas de las ideas que nos llegan, no es una conspiración, es un negocio ideológico.

Para abrir boca, voy a leerles un texto, que seguro conocéis, de Amando de Miguel, catedrático de Sociología, muy conocido en los medios de comunicación, que pone el acento en algunas cuestiones que nos interesan: “Empleo deliberadamente una expresión antigua, obsoleta, hoy despreciada en la sociedad actual y especialmente desarrollada o avanzada en la que predomina un nuevo puritanismo laico y que se caracteriza porque ni siquiera se utiliza ya la palabra sexo en su primera acepción de condición orgánica por la cual un ser es masculino o femenino, para no tener que pronunciar la palabra se recurre a la más meliflua de género, un término gramatical por el que los nombres y adjetivos suelen tener dos terminaciones masculina o  femenina. El sexo ha quedado hoy al disfrute del aparato genital, a poder ser sin propósito genésico y en ese caso se considera encomiable y desplaza otras consideraciones para digamos lo que se llama con exaltación ideología de género, que es la prevalente en nuestros días y que consiste en aceptar como axioma que no admite discusión las ideas del grupo de presión más exitoso de nuestro tiempo, el feminismo, tanto es así que el feminismo pasa por ser admirable, mientras que machismo es relegado como lo mas vituperable,  cualquier consideración que se aparte de ese dogma político puede ser castigada como delito de odio o en su forma más venial como un atentado contra lo políticamente correcto, definido así por la propaganda prevalente. Regresamos así a un mundo que creíamos periclitado en el que se condena la simple expresión del pensamiento de las ideas. Los grupos establecidos no parecen escandalizarse contra este asalto a la libertad, la paradoja es que  no se considere punible el principio que ahora se impone en la guerra de los sexos, perdón, en el conflicto de los géneros, a saber que allí donde exista la sospecha de  un acto violento de un varón contra una mujer, el testimonio femenino prevalece sobre el masculino  y he aquí otro atentado que queda impune contra la libertad del individuo y la dignidad de la mujer, ni siquiera se la considera oficialmente como punible, es más, la hegemonía feminista lo entiende como encomiable, hasta  ese punto ha degenerado el valor de la igualdad. Las consecuencias degradantes de la dominación feminista son innúmeras, de ellas se desprende, por ejemplo, la reverencia programada y el culto oficial del homosexualismo extendido ahora a cualquier forma de relación erótica que no sea la tradicional de hombre-mujer, de ahí se desprende esa degradación estética y moral que es el orgullo gay o simplemente el orgullo, una fiesta y una organización que recibe todo tipo de subvenciones públicas y apoyo de las autoridades y los medios, naturalmente se prohíbe todo lo que suponga expresar  el orgullo, el masculino o femenino, y de lo natural y complementario que resultan esos dos polos, una cosa así caería inmediatamente bajo la tacha de machismo. Hay un asunto relacionado con la miseria del machismo imperante. Por ejemplo, casi nadie duda de que los años de enseñanza obligatoria tengan que realizarse en los centros educativos al efecto, es decir, se prohíbe que los padres no serían necesarios, hay que decir padres y madres para evitar el masculino genérico, que puedan escolarizar a sus hijos en casa si es que disponen de medios para ello, también se prohíbe que los niños y adolescentes realicen trabajos remunerados con la curiosa excepción de que tal dedicación sea para anuncios y programas de televisión. Los niños y adolescentes pueden ser explotados con tal de que eso se haga en los países pobres. Oponerse a toda esa idea establecida, que digo es un signo depravación que se castiga con las leyes y sobre todo con la presión hegemónica del feminismo, y con la excepción de Vox, no hay ningún partido que se oponga a tal hegemonía, de ahí que Vox sea tachado por el establecimiento de antidemócrata,  machista y fascista. Hasta ese punto de degradación política hemos llegado y lo que falta por ver”.

Sin duda, aquí el debate no solamente es jurídico, es jurídico por supuesto, pero también lo es de ideas y costumbres, sociológico y político.

Creo que debemos hablar de la custodia compartida. Aquí tenemos a la presidenta de la Asociación de Custodia Compartida en Málaga, Asunción Vives, y también está con nosotros Soledad Benítez-Piaya, abogada de BMR Abogados de Familia, y Francisco Ruiz-Jarabo, también abogado del mismo despacho y juez en excedencia. Empezaría por hablar de si tenemos novedades legislativas que hayan afectado a las relaciones concretas hombre y mujer en nuestro país. También hay que referirse al mundo LGTBI, la ampliación de la ley del aborto y de cuestiones conexas, de la violencia entre las parejas del mismo sexo, la perspectiva de género en las decisiones judiciales, con el tiempo podríamos añadir otras perspectivas a las decisiones judiciales para que fueran las nuestras, claro, el caso de Juana Rivas y el indulto consiguiente, en suma, las relaciones hombre-mujer y la desprotección del hombre frente a la mujer en nuestro país.

Francisco Ruiz-Jarabo, del despacho BMR, que se ha dedicado al tema de familia y de la violencia en esta, tiene la palabra.

Francisco Ruiz-Jarabo: Fui durante 20 años juez, diez años en Madrid de Familia, dos años y medios de Violencia y dos años y medio en Familia aquí en Málaga, los quince años últimos dedicados a Familia y todo esto lo he vivido en mis propias carnes, ya lo comentaremos, y con un expediente.

Tertuliano.- Y que habrá sido una de las causas que te decidieron a pasar al sector privado ¿no? De lo público a lo privado…

F. Ruiz-Jarabo: Sí, totalmente, está todo muy relacionado y politizado. Hay un montón de cosas que la gente no sabe bien, por ejemplo, cuando se hizo la reforma del año 2005, y lo de hoy se explica un poco con lo de antes, la reforma que se hizo del artículo 92 para meter la custodia compartida fue una enmienda socialista, estaba en el Gobierno Zapatero, que llevaba poco tiempo y que entró con el estandarte del feminismo.

Hay una Ley Orgánica, la 8/2021, que se mantiene. Yo no conozco a ningún juez al que hayan preguntado para hacer alguna reforma, ya sea de izquierda, derecha, arriba o abajo, ninguno. Poca gente sabe que este mismo grupo le dijo a Zapatero: mete mano en el Instituto Nacional de Estadística y elimina estadísticas, por ejemplo, hijos muertos en manos de sus padres y madres. Esto lo podéis comprobar muy fácilmente, os metéis en Google e INE.es en informes históricos hasta 2004, por ejemplo, y podéis buscar por estadísticas, asesinatos de los niños y, claro, dos tercios son las madres, eso nadie lo sabe, desde el 2005 no hay ninguna estadística respecto a esto, sale en los periódicos lo de los hombres, siempre se acusa de machismo, y también quitaron suicidios de hombres en procesos, que son cientos al año, o sea, que esto es una guerra. Es una guerra civil, sin armas, se ve violencia en el Congreso, en las calles, en todas partes, además está todo muy ideologizado. Yo estuve en Madrid desde el 2006 hasta el 2015 y empecé un bloc en internet, creo que empecé aproximadamente en el 2011, era un bloc que se llamaba “hasta que la muerte nos separe” dirigido a los profanos, además yo ponía todos mis datos, era fundamentalmente un bloc de ayuda, y la gente estaba entusiasmada. Llevo equis años en el juzgado y veo que los errores son los mismos, la gente siempre abre grietas por los mismos sitios, y eso es verdad, el patrón del dolor es muy parecido, al igual que el mecanismo de defensa, entonces empecé a hacer un bloc. Hablaba a favor de la custodia compartida y hablaba del síndrome de la alienación parental y me pusieron una queja de veintisiete folios que casi me convencen, cogieron a una señora de una asociación, el caso de esta señora era: la nueva pareja de la madre, no ella, le pegó al niño dos veces, fue a la madre el niño con 14 años ya, y claro dijo me voy con mi padre y el padre pidiendo la custodia para llevarse a los niños. Yo me dije aquí hay guerra, hay maltrato, a ver el informe psicosocial, yo no estaba muy conforme porque la niña estaba muy pegada a su madre pero en plan bien y se lo dije al fiscal, esto de separar a los hermanos, pues… Luego, nos confirmó el informe psicosocial todo y puse una queja al Consejo. Hice un informe más o menos largo y el Consejo General del Poder Judicial dice pues se abre expediente o no expediente, luego me dijeron: asesoramiento ilícito por el bloc, archivan el expediente y lo preparan por el bloc, pero ¿soy el primer juez de la historia que escribe…?, qué más da que escriba en papel o en internet, si es que estamos igual, luego la que fue instructora del expediente al final lo archivó y me puso con honores, por las nubes. En aquel momento, la fiscal general del Estado me dijo que las cosas están como para ponerse…, ya me avisó de que las cosas estaban muy revueltas. Me hicieron una declaración, esto es un juicio político porque estoy en contra de esta guerra por la ideología de género. Entonces fue la primera vez que me planteé que me hago abogado, cuando te encuentras con una crisis como esta…

Esta reforma es muy curiosa porque del trámite parlamentario nadie se ha enterado, de hecho, una mujer que ha planteado esto como una cuestión de inconstitucionalidad es amiga mía, me he leído la cuestión de inconstitucionalidad y dice que es que se saltan el tema competencial de ley orgánica a ley ordinaria, claro, se hace esto porque no hay mayoría suficiente para aprobarla como ley orgánica. No sé si conocéis bien lo que es esta reforma, lo gordo es la reforma del artículo 94 que regula las visitas.

Cuando yo estaba en Madrid, aquí no sé si llegó la famosa ley de Cifuentes contra la homofobia, la ley dice te ayudo y te apoyo económicamente para el cambio de sexo pero si luego te arrepientes y quieres volver, no.

Tertuliano: Las terapias de reconversión son perseguidas con fuertes sanciones económicas.

F. Ruiz-Jarabo: Y hay de ti si te has equivocado. Si yo tengo un piso y vive una pareja de homosexuales hombres o mujeres, y lo alquilo a otros y me denuncian y dicen que este no lo ha alquilado por homofobia soy yo el que tiene que probar que no.

Tertuliano: La carga de la prueba.

Tertuliano: Una cosa, Francisco, en el tema de la violencia de género hay que añadir un tema, como en todos los asuntos de batallas culturales, el Partido Popular votó a favor, tenía miedo de que lo lincharan socialmente y así todo lo que le pasa la izquierda lo firma el Partido Popular, pero sea la ley LGTBI, memoria histórica…, eso le deja a Vox, naturalmente, un terreno inmenso para hacer política.

Tertuliano: El Partido Popular monopoliza su gestión en lo económico y deja a los pies de los caballos todo lo que es social y familiar, yo creo que el Partido Popular tiene que defender los derechos básicos de la sociedad y no centrarse solo en lo económico.

Tertuliano: Mucha gente ha dado la espalda al PP, se creía que cuando entró Rajoy iban a quitar muchas cosas de Zapatero y no lo hicieron, y hasta ahora.

Tertuliano: Y es que centrar su posición política en la gestión económica y no en otros muchísimos asuntos que afectan a la vida y a la libertad de los ciudadanos es muy peligroso. Cuando se separa un señor de una señora, eso es también muy importante.

Tertuliano: Y cuando se separa un señor de una señora yo lo que veo es que parece que el hombre no quiere a los niños, y un padre al que le quitan un niño, a su hijo, se puede volver loco.

Tertuliano: Y algunos, si tienen pistola en la casa, pueden cometer un crimen, desgraciadamente.

Tertuliano: Con la violencia que tenemos, que se tienen armas en casa, el porcentaje mayor de armas está en la cocina, los cuchillos, que hay más que pistolas, también es verdad que se utiliza mucho como amenaza. La reforma esta viene a decir que si denuncias porque no hay visitas, da igual que seas un padrazo, da igual que tú tengas la custodia, incluso que se haya demostrado que es muy mala madre, salvo que el juez razonadamente y después de la audiencia de especialistas…, entonces, claro, ese es el problema, todos los jueces están indignados con esto porque esta reforma refleja esta ideología del machismo y feminismo. Yo creo que toda persona civilizada es feminista, pero es que lo de hoy no es feminismo, todos queremos la igualdad. El decir que el hombre por ser hombre ya es malo…, ¡nos vamos a extinguir!

Tertuliano: Bueno y lo de la guitarra, que eso es violencia, por tener cuerpo de mujer, vamos…

Tertuliano: Y en contra del ajedrez también…

Tertuliano: No tiene nada que ver con esto, pero lo digo por el Tribunal Constitucional, la difícil posición que tiene y cómo se ha posicionado siempre a favor de… En la sentencia de Rumasa, las presiones que hubo… el presidente Manuel García Pelayo tuvo que irse a Venezuela, utilizó su voto de calidad, bueno pues con la ley de violencia de género algo parecido, así están las cosas.

Tertuliano: Bueno y con la ley del aborto…

Tertuliano: Doce años después no hay pronunciamiento sobre el recurso.

F. Ruiz-Jarabo: Bueno, pues esta ley determina que si te meten en prisión no tienes ni la posibilidad de las puertas abiertas que se dejan. Se están viendo cosas que son pura ideología, lo están diciendo los jueces. Esto es como en la República, que hubo una ley que decía: los niños menores de cinco años siempre para la madre, salvo que se demuestre que la madre está más para allá que para acá, o que tenga algún problema mental. Esto, cuando yo entré en el juzgado todavía lo había, había abogados mayores que enfocaban todo el tema de las custodias en esto, de hecho cuando yo entré en Familia, mi padre me decía, ¡ah!, pues esto lo dice la ley de la República. Cuando murió Franco, la reforma del 58, la ley del Registro Civil aumentó la edad a siete años. Por eso, ha costado tanto el tema de la custodia compartida, ya que el Tribunal Supremo era un tanque que no se movía. Cuando entré de juez de Familia en Madrid en 2006, me lo decía mi padre: los niños para la madre ¿no?, ¿por qué?, pues porque es lo que han conocido.

Tertuliano: Sí, explicación tiene.

F. Ruiz-Jarabo: Entonces, todas las reformas legislativas cada vez son a peor, poca gente sabe que existe un reglamento de instrucción para los jueces. En una conferencia, una amiga saltó y dijo: en cuanto al lenguaje inclusivo yo no lo voy a hacer, nunca seguiré esos lenguajes paralelos y lelas. Saltó una y dijo: pero, ¿usted no sabe que existe un reglamento que obliga a utilizar el lenguaje inclusivo? Y yo solté y dije: y a usted no le alarma todavía que un estado democrático y de derecho y en el Consejo del órgano de gobierno de los jueces nos tengan que decir cómo dictar sentencia? Y todavía estoy esperando que me conteste.

Tertuliano: La Real Academia de la Lengua Española está en contra del lenguaje inclusivo, además del sentido común.

Tertuliano: La Real Academia hizo un informe demoledor contra el lenguaje inclusivo.

Deja un comentario

El email no será público.