Paternidad en el pensionista. Justo Rodríguez Sánchez. Abogado - El Sol Digital
Paternidad en el pensionista. Justo Rodríguez Sánchez. Abogado

Paternidad en el pensionista. Justo Rodríguez Sánchez. Abogado

Puede que muchos hombres perceptores de la pensión de jubilación, puedan desconocer que su pensión contributiva puede ser incrementada como consecuencia de una reciente sentencia del Tribunal Supremo,  en virtud de la cual,  el llamado  complemento de maternidad puede ser  un factor económico que redundaría  en el bolsillo de muchos hombres  pensionistas.

Bueno será aclarar cuál sea el alcance y naturaleza del citado complemento a fin de poder entender su contenido.  Este   plus  fue creado por el Gobierno español  con la reforma efectuada en  la Ley General de Seguridad Social en 2016, en la que en su  artículo 60 se contemplaba un complemento de maternidad solo para las mujeres que habiendo tenido dos o más hijos biológicos o adoptados acreditaran percibir  una pensión contributiva de jubilación, incapacidad permanente o de viudedad en cualquier régimen del sistema de la Seguridad Social. Bueno será destacar que tal solicitud del complemento de maternidad y paternidad,  no es de aplicación  en los casos de jubilación anticipada.

Así las cosas, tal complemento de maternidad había nacido para recortar la diferencia salarial de las mujeres al llegar a la jubilación ante la posibilidad de que el   cuidado de los hijos,  en un alto porcentaje, penalizó sus carreras laborales, al ser supuestamente la media de las pensiones de las mujeres  más bajas. Pues bien, las madres que alcanzaban la jubilación a partir de enero de 2016 y habían tenido dos o más hijos, podían empezar a recibir este plus, suponiendo un incremento del 5% de la pensión para las mujeres con dos descendientes, un 10% para las que tuviesen tres y un 15% para las contasen con cuatro o más hijos.

Por cuanto antecede, tal precepto al entender que podía vulnerar la Directiva Europea 79/7, esto es, por constituir una discriminación directa  por razón de sexo al reconocerse exclusivamente a las mujeres y no a los hombres,  fue llevado al Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que en su  Sentencia de 12 de diciembre de 2019,  vino en interpretar que si bien es cierto que las mujeres podrían estar  más afectadas por las desventajas profesionales derivadas del cuidado de los hijos, ello  no puede excluir la posibilidad de comparación de su situación con la de un hombre que asuma tales cuidados y que, por esa razón, haya podido sufrir las mismas desventajas en su carrera profesional

 Tras la citada sentencia del TJUE y ante el importante incremento que supondría al Estado aplicar el referido complemento de maternidad, el Gobierno de Sánchez, para no caer en la discriminación señalada por Bruselas, dictó el Real Decreto Ley 3/2021 de 2 de Febrero, de   Complemento de maternidad y paternidad, modificando así  nuevamente la Ley General de Seguridad Social con este nuevo plus, esta vez  mucho más restrictivo, ya que si antes aquel  se asignaba por el simple hecho de tener dos o más hijos, con la citada reforma  tanto hombres como mujeres,  tendrán que demostrar que habían  sufrido un perjuicio en su carrera laboral después de tener descendencia.

Ahora bien, dado que la vigencia del citado complemento tiene su origen en 2016, y dado que no existía una herramienta legal que justificara el derecho a este percibo por los hombres  hasta la citada STJUE  de 12 de diciembre de 2019, es a  partir de esta resolución judicial cuando se están llevando ante  los tribunales con efectos retroactivos de 2016 a  percibir los complementos a que hubiere lugar en función del número de hijos que acrediten los pensionistas (hombres),  por lo que  pueden reclamar los padres con dos o más hijos que se hayan jubilado entre enero de 2016 y el 3 de febrero de 2021.

A título de ejemplo,   el padre que justifique  dos hijos percibiría un incremento del  5%, pero el que tiene cuatro o seis sería  un 15%, suponiendo  ello  un importante incremento económico para los padres pensionistas, ya que al ser el importe medio de sus prestaciones  de 1.200 euros/mes, supondría para un jubilado con dos hijos unos  60 euros, ahora bien, si se jubiló en enero de 2016 y la justicia le reconoce los atrasos de los últimos 5 años,  la cuantía a percibir supondría unos  4.200 euros en el caso de  acreditar  dos hijos, y si justificare  tres hijos,  la pensión media subiría unos  120 euros mensuales, por lo que  los atrasos podrían alcanzar los 8.400 euros. Con cuatro o más hijos serían unos 180 euros más al mes y hasta 12.600 por la citada retroactividad.

En resumen, la aportación de los hombres a la demografía, ha podido ser  tan necesaria como la de las mujeres  y pese a que ya son muchas las sentencias a favor de conceder este plus también a los papás, sin embargo  la Seguridad Social sigue denegándolo y obliga a llevar a los tribunales el derecho a su percibo, por lo que se anima a los  hombres que por circunstancias particulares, tuvieron que dedicarse al cuidado de sus hijos,  penalizando así  su actividad profesional,  a que soliciten, siempre y cuando estén jubilados desde 2016, el referido complemento que de alguna manera pueda aliviar sus bolsillos.

 

Deja un comentario

El email no será público.