Recortes del Reino Unido a la planificación familiar internacional amenazan la industria mundial del aborto. Alexis I. Fragosa (C-Fam) - El Sol Digital
Recortes del Reino Unido a la planificación familiar internacional amenazan la industria mundial del aborto. Alexis I. Fragosa (C-Fam)Natalia Kanem

Recortes del Reino Unido a la planificación familiar internacional amenazan la industria mundial del aborto. Alexis I. Fragosa (C-Fam)

 Las agencias de la ONU y los grupos de aborto están enojados y en shock. Es posible que tengan que cerrar programas en muchos países debido a los recortes planificados para los programas de “salud sexual y reproductiva” por parte del gobierno del Reino Unido.

El Reino Unido redujo 199 millones de dólares en financiación para el fondo de población de la ONU. Los recortes ascienden al 85% del compromiso de financiación del Reino Unido con la agencia internacional y, aproximadamente, una cuarta parte de su presupuesto total.

Se esperan más recortes para el programa de Salud Sexual Integrada de las Mujeres del Gobierno del Reino Unido, que beneficia al gigante del aborto, la Federación Internacional de Planificación de la Familia y MSI Reproductive Choices.

La directora del Fondo de Población de la ONU, Natalia Kanem, llamó a los recortes “devastadores.” Afirmó que los fondos habrían ayudado a prevenir alrededor de 250.000 muertes maternas e infantiles, 14,6 millones de embarazos no deseados y 4,3 millones de abortos inseguros.

La mayoría de los fondos retenidos del Fondo de Población de las Naciones Unidas (180 millones de dólares) apoyaron el programa de suministros anticonceptivos del Fondo, que proporciona anticonceptivos a bajo costo a gobiernos y grupos que gestionan servicios de planificación familiar y aborto en países en desarrollo.

Otros recortes a la financiación del Reino Unido para la “salud sexual y reproductiva” a nivel internacional están programados para entrar en vigor en las próximas semanas y meses como parte de una reducción general de la ayuda exterior del Reino Unido, debido a la pandemia del coronavirus.

Álvaro Bermejo, director general del gigante del aborto Federación Internacional de Planificación Familiar, dijo al periódico The Guardian que los recortes planeados serían “brutales” y que los grupos abortistas podrían perder hasta 100 millones de dólares en fondos del gobierno del Reino Unido.

“Ya estamos teniendo que cerrar en la mitad de los países donde estamos operando y mantener los restantes operando al 30% de lo que eran”, dijo.

Simon Cook, director ejecutivo del gigante mundial del aborto MSI Reproductive Choices, dijo que los recortes son peores que los recortes que experimentaron bajo la administración de Trump, porque la Política de la Ciudad de México de la administración Trump cumplió con los compromisos existentes con los grupos de aborto bajo la administración Obama.

“El gobierno de EE.UU. hizo mucho ruido, pero en realidad no cortó una gran cantidad de fondos de salud sexual y reproductiva a la comunidad internacional”, Cooke dijo al sitio de noticias de desarrollo internacional en línea Devex, “pero en este caso el gobierno del Reino Unido en realidad lo está haciendo. … Es un corte genuino y real”.

La organización de Cook, anteriormente conocida como “Marie Stopes International” es uno de los mayores beneficiarios de la ayuda del Reino Unido para “salud sexual y reproductiva”, recibiendo más de 60 millones de dólares en 2019. El grupo cambió de nombre en 2020 porque su fundador Marie Stopes era un reconocido racista y eugenista.

Los recortes, anunciados en noviembre de 2020, sorprenden tanto a las agencias de la ONU como a los grupos de aborto. El gobierno del Reino Unido es uno de los principales donantes de grupos por aborto a nivel internacional y promueve abiertamente el aborto como un derecho internacional. En 2019 anunció un compromiso plurianual de más de 800 millones de dólares para la “salud sexual y reproductiva.”

Es probable que el déficit será compensado por otros donantes, particularmente los países nórdicos que, a menudo, subsanan los recortes de varios presidentes de EE.UU. También es probable que los grupos religiosos activos en todo el mundo no ignoren los recortes ya que, a menudo, se quejan de que están inundados de anticonceptivos y preferirían ayuda con agua limpia, saneamiento seguro y suministros médicos básicos.

Deja un comentario

El email no será público.