Seguridad en las viviendas turísticas, ¿por qué es el alquiler más seguro? Álvaro Graciani. Abogado - El Sol Digital
Seguridad en las viviendas turísticas, ¿por qué es el alquiler más seguro? Álvaro Graciani. Abogado

Seguridad en las viviendas turísticas, ¿por qué es el alquiler más seguro? Álvaro Graciani. Abogado

En ocasiones se achaca a las viviendas turísticas ser una fuente de inseguridad en las comunidades de propietarios, el argumento suele ser que dentro de esa comunidad “entran” personas no conocidas por el resto de vecinos. Pero si observamos la normativa actual, vemos que el grado de identificación de los usuarios de viviendas turísticas es máximo, y que probablemente sea el tipo de uso de una vivienda que más seguridad pueda dar a una comunidad.

Para empezar, la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana, contempla las actividades de hospedaje como relevantes para la seguridad ciudadana, imponiendo en su artículo 25 obligaciones de registro documental e información sobre los viajeros que utilicen establecimientos de hospedaje. Por ello existe la obligación de los titulares de los mismos de cumplimentar el libro-registro, así como la presentación de los partes de entrada de viajeros, según establece la Orden INT/1922/2003, de 3 de julio,

Debido a lo anterior, el art. 7.2 del Decreto 28/2016, de 2 de febrero, de las viviendas con fines turísticos establece que las personas usuarias, para hacer uso de la vivienda, deberán presentar su documento de identificación a los efectos de cumplimentar el correspondiente parte de entrada conforme a la normativa vigente sobre libros-registro y partes de entrada de personas viajeras en establecimientos de hostelería y otros análogos. Si a esto añadimos que el artículo 54.ter.4 del Real Decreto 1065/2007, de 27 de julio, nos dice que los cedentes del uso de la vivienda con fines turísticos deberán conservar una copia del documento de identificación de las personas beneficiarias del servicio, vemos que el proceso de identificación de toda persona usuario de una vivienda turística es absoluto. Ya que por un lado se habrá de informar, a través de sistema de hospederías, a las fuerzas de seguridad de quiénes son los usuarios de esa vivienda turística, y además se deberá verificar y conservar copia de los documentos de identificación de los usuarios.

Con respecto a la copia del documento de identificación que es necesario conservar, la Consulta Vinculante V0432-19 nos indica los siguiente: que será válido cualquier documento oficial que permita la identificación completa de los beneficiarios de las viviendas con fines turísticos de acuerdo con los datos requeridos en la letra c) del artículo 54.ter.4 del RGAT.

En particular, documento nacional de identidad, número de identidad extranjero, pasaporte , etc.

Por lo que respecta a la copia del documento de identificación de las personas beneficiarias de la vivienda con fines turísticos a las que hace referencia el último párrafo de la letra c) del artículo 54.ter.4 del RGAT, se deberá conservar mientras la misma tenga trascendencia tributaria, siendo determinada esta última por el plazo de prescripción regulado en el artículo 66 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria.

Como puede observarse, el titular de una vivienda turística verificará la identificación de los usuarios mediante documento oficial, guardará copia del mismo y notificará a las fuerzas de seguridad de quién es el usuario. Aspectos que no son necesarios en otros usos de viviendas.

Deja un comentario

El email no será público.